La Junta tacha de «broma de mal gusto» que Espadas pida un Presupuesto «corregido»

Vox no decidirá candidato hasta que se convoquen elecciones y Podemos e IU apuestan por una candidatura de frente amplio

El vicepresidente de la Junta de Andalucía, Juan Marín
El vicepresidente de la Junta de Andalucía, Juan Marín FOTO: María José López Europa Press

El vicepresidente de la Junta, Juan Marín, tachó de «broma de muy mal gusto» que el secretario general del PSOE en Andalucía, Juan Espadas, haya pedido al Gobierno andaluz que vuelva a llevar al Parlamento el proyecto de presupuestos «corregido» y que incluya las propuestas formuladas desde las filas socialistas para así contar con su respaldo.

Marín recordó que, en lo que va de legislatura, el Gobierno andaluz ha presentado cuatro presupuestos y «ha habido cuatro enmiendas a la totalidad del PSOE y también de IU, eso es blanco y en botella para el que no lo quiera ver». Marín criticó que Espadas pida que el proyecto de presupuestos, una vez rechazado, regrese al Parlamento después «haber llevado un presupuesto de 43.000 millones de euros con las inversiones que había previstas», y es que, según Marín, «alguien tendrá que explicarles a los andaluces por qué Vox y el PSOE se han puesto de acuerdo para votar en contra de un presupuesto donde se le dedicaba más de 13.000 millones a la educación o 2.700 millones de euros a las políticas sociales». También, según el vicepresidente de la Junta, deberán explicar qué va a pasar con las inversiones que «no se van a poder ejecutar porque no se han aprobado los presupuestos», al tiempo que criticó que en este contexto, el responsable socialista pida al Gobierno andaluz «elaborar otra Ley de Presupuestos a imagen y semejanza del señor Espadas y del Partido Socialista».

El secretario general del PSOE andaluz, Juan Espadas, después de rechazar las cuentas, ha ofrecido al PP su apoyo a unos presupuestos de 2022 en Andalucía si presenta unas nuevas corregidas para así evitar un adelanto electoral, ya que cree que la comunidad autónoma «no puede permitirse un parón en la recuperación». «No hay bloqueo, no hay excusas para justificar un adelanto electoral como consecuencia de un falso bloqueo. Lo que hay son cálculos electorales y no el interés de los andaluces, que es tener un presupuesto», declaró Espadas antes de participar en la Ejecutiva Federal del PSOE en Ferraz.

Por su parte, Vox sigue emplazando al presidente de la Junta de Andalucía, Juanma Moreno, a convocar ya elecciones al Parlamento andaluz, pero su partido no decidirá quién será su candidato a presidir el Ejecutivo autonómico hasta que no se sepa cuándo serán esos comicios, cuyo adelanto reclama desde hace meses. Así lo explicó el portavoz del Comité de Acción Política de Vox, Jorge Buxadé, recalcando que el Gobierno andaluz de PP y Cs «se ha agotado a sí mismo» al presentar los presupuestos «soñados» por el PSOE, cuando lo que quieren los andaluces son unas cuentas públicas que «pongan fin al socialismo en Andalucía».

El dirigente de Vox acusó incluso al PP de Andalucía de ir «casi mendigando» un acuerdo a los socialistas para aprobar los presupuestos que Juanma Moreno no puede sacar adelante por el rechazo de los representantes de Vox en el Parlamento andaluz. Un rechazo que justificó en varios motivos, como el hecho de que no se haya eliminado «ni uno solo» de los organismos públicos que creó la «administración paralela» del PSOE cuando gobernaba en esta comunidad autónoma, así como por el «escándalo» que supone haber «perdonado» su deuda de los sindicatos UGT y CC OO.

De su lado, Podemos e IU manifestaron su apuesta por conformar una candidatura de unidad entre las distintas fuerzas de izquierda en caso de que se convoquen elecciones anticipadas en Andalucía, con el objetivo de conseguir un cambio político en la región.