Elecciones Andalucía

El nuevo Gobierno andaluz estará en marcha antes de agosto y tendrá las cuentas «listas» para octubre

Tras conseguir «parar a Vox desde el centro», el próximo Ejecutivo autonómico pone sobre la mesa algunas iniciativas

El líder popular, Juanma Moreno, en la noche electoral
El líder popular, Juanma Moreno, en la noche electoral FOTO: Kiko Kiko Hurtado

El mejor de los escenarios para los populares y la peor de las pesadillas para los socialistas. Así es como vive el bipartidismo la resaca electoral tras las elecciones autonómicas en Andalucía. Un resultado que Juanma Moreno reconoció ayer que no esperaba a pesar de saber que, desde hacía una semana, los «tracking» apuntaban a una mayoría absoluta para el PP. «Sólo pueden los que creen que pueden, y yo siempre he creído que podíamos en Andalucía hacer una tierra mejor», aseguró el líder popular en la noche electoral tras conocer sus 58 escaños.

Una victoria más que histórica, y no sólo porque es la segunda vez que el PP gana en la comunidad y porque es la primera vez que gana en provincias como Huelva y Sevilla, sino porque han conseguido «parar a Vox desde el centro». Y es que, aunque desde la oposición no lo reconozcan, quizás porque como decía Moreno, «han perdido la sintonía de la calle», el cambio se consolida en Andalucía con una mayoría absoluta después de la de Manuel Chaves hace 14 años.

A partir de ahora, el nuevo Gobierno de Juanma Moreno tiene las manos libres para llevar a cabo todas esas reformas necesarias en la región y otras que se quedaron pendientes en la anterior legislatura tras el anuncio de las elecciones. Para ello, el candidato del PP aseguró ayer que trabajan ya en su nuevo ejecutivo con la idea de que en agosto esté «funcionando» y preparando el presupuesto de 2023, que llevarán a la Cámara autonómica en octubre con el objetivo de que se pueda aprobar en diciembre. Así, el primer hito tras las comicios del 19J será la constitución del Parlamento andaluz de la XII legislatura, fijado en el decreto para el jueves 14 de julio, que deberá elegir a los miembros de la Mesa de la Cámara, incluida la persona que ostentará la Presidencia.

Tras la constitución de la Asamblea, el Reglamento establece en su artículo 138 un plazo máximo de 15 días para que el presidente o presidenta de la institución proponga un candidato a la Presidencia de la Junta. Y ahí es donde el PP acortará el plazo previsto para llevar el debate de investidura a la semana del 18 al 22 de julio. Pasadas estas fechas, el Ejecutivo autonómico tiene muchas tareas por delante, pero sin duda una de ellas marcará el inicio del nuevo Gobierno: la elaboración del proyecto de Ley de Presupuestos para 2023. Precisamente, la razón de peso que utilizó Moreno para justificar la convocatoria anticipada de los comicios para afrontar el alza de la inflación y los efectos de la guerra de Ucrania.

Entre las primeras políticas que el líder popular llevará a cabo -también reorientadas hacia la economía- destacan las medidas fiscales para las familias más vulnerables y pequeñas y medianas empresas, la congelación del canon del agua durante un año o la bajada de la presión fiscal, como la deflactación del IRPF.

«Hemos abierto una vía por el carril central para agrupar al centro derecha», aseguró Moreno ayer, al tiempo que reconoció que abre las puertas a la posibilidad de seguir contando con miembros de Ciudadanos en su nuevo Gobierno porque «hay personas con talento y cualidades como para estar». Uno de ellos es el ex líder -ya- de la formación naranja, Juan Marín, quien descartó la hipótesis de formar parte del futuro Gobierno del PP como independiente.

A pesar de que será un gobierno monocolor, existen incógnitas sobre quien ostentará el puesto de la Consejería de la Presidencia, quién será representante en la Cámara en las sesiones plenarias; así como si habrá nuevas consejerías ante la previsible separación de «macroconsejerías» como la de Agricultura, Ganadería, Pesca y Desarrollo Sostenible -un intento infructuoso que ya se contempló con la creación dela figura del Comisionado para el Cambio Climático y Modelo Energético- o la de Turismo, Regeneración, Justicia y Administración Local. Sea como fuere, fuentes cercanas al Gobierno andaluz aseguran que «va haber mucha continuidad porque Moreno quiere equipos rodados».