El uso de opioides se duplica en España en los últimos siete años

Un empleo combinado de paracetamol y tramadol, que se prescribe en el 60% de los casos, supone la causa de este aumento

  • En España sólo se ha duplicado el uso de opioides entre 2010 y 2017 | La Razón
    En España sólo se ha duplicado el uso de opioides entre 2010 y 2017 | La Razón

Tiempo de lectura 4 min.

06 de septiembre de 2019. 15:39h

Comentada
Pilar Pérez Madrid. 5/9/2019

ETIQUETAS

Combatir el dolor es un acto que se lleva a cabo en el mundo occidental. “Mitigar el sufrimiento es propio de las sociedades avanzadas que buscan evitar este trance o superarlo de la mejor manera posible”, explica Pedro Juan Ibor Vidal, coordinador del Grupo de Trabajo del Dolor de la Sociedad Española de Médicos de Atención Primaria (Semergen). Frente al verdadero problema de Salud Pública que existe en EE UU, que ha cobrado tintes de epidemia, con el consumo abusivo de opioides, en España sólo se ha duplicado el uso de opioides entre 2010 y 2017. Las razones, como apuntan los expertos consultados por A TU SALUD, se resumen en dos: en las consecuencias del envejecimiento de la población y en un mayor abordaje del dolor crónico en las patologías oncológicas.

En nuestro país el uso de este tipo de fármacos se halla bastante controlado, mientras que esto supone un terrible problema en EE UU, donde las muertes relacionadas con el abuso de opioides han aumentado hasta el punto de que han reducido en 2,4 meses la esperanza media de vida en el país, indicó la Junta Internacional de Fiscalización de Estupefacientes (JIFE). En este sentido, cabe destacar el Informe Mundial sobre Drogas 2019, realizado por la Oficina de Naciones Unidas contra la Droga y el Delito (ONUDD), que indica que el número de usuarios de opioides en 2018, incluidos quienes toman analgésicos por razones no médicas, fue de 53,4 millones en todo el mundo. “Los opioides son una gran preocupación en muchos países debido a las graves consecuencias para la salud asociados a su uso. Por ejemplo, en 2017, el uso de opioides estuvo detrás de 110.000 (el 66 %) de las 167.000 muertes (directas) atribuidas a trastornos por el uso de drogas”, señala el informe.

Uso controlado

Calma y tranquilidad es lo que quieren transmitir los médicos españoles, porque lejos de encontrarnos ante un problema de abuso, como pueda darse en Estados Unidos, el incremento del uso de los fármacos opioides que se observa en las gráficas que recoge Sanidad se debe a un mejor control del dolor. “Hasta ahora, en muchos casos estaban infrautilizados, porque el manejo de este problema se veía más como un síntoma que una entidad patológica en sí”, explica Concha Pérez, de la Sociedad Española del Dolor (SED).

Por otro lado, el incremento apuntado al principio, si se ve con detalle el informe que recoge el Observatorio del Medicamento del Ministerio de Sanidad, se concentra sobre todo en el empleo combinado de analgésicos y opioides menores, “es decir, sobre todo del paracetamol y el tramadol, que suponen un 60% de los casos”, explica Ibor Vidal. El portavoz de Semergen subraya que estamos ante una “foto real” de la situación en nuestro país “porque el consumo de este tipo de moléculas está más que vigilado y controlado. Lo que refleja el informe es lo que hay en la calle, porque se ve en las recetas”, apunta Ibor Vidal.

Desde Sefap (Sociedad Española de Farmacéuticos de Atención Primaria), Marta Alcaraz Borrajo y Silvia Herrero Hernández, farmacéuticas de atención primaria, apuntan que “los parches de fentanilo y el tramadol son los más utilizados. Destaca también el incremento en el uso de tapentadol y oxicodona con naloxona”. Además, la boticarias hacen hincapié en que “se ha producido un cambio radical en la perspectiva de la analgesia opioide: se ha pasado de tener “miedo” a su utilización por lo que se empleaban poco, posiblemente menos de lo necesario, a un exceso de confianza en estos fármacos que ha llevado a un aumento sustancial de su prescripción en todo el mundo”.

Hay que destacar que en la “Encuesta sobre Alcohol y otras Drogas en España 2017-2018”, elaborada por la Delegación del Gobierno del Plan Nacional sobre Drogas y que publica el Ministerio de Sanidad, el 14,5% de la población española de 15 a 64 años ha consumido analgésicos opioides alguna vez en la vida, el 6,7% en el último año y el 2,9% lo ha había hecho en el último mes. Los analgésicos opioides más empleados son codeína, tramadol y morfina. La mayoría de los usuarios (95,7%) los obtuvieron siempre con receta médica y más de la mitad los tomó por dolor agudo (65%).

Últimas noticias

Red de Blogs

Otro blogs