La Diputación de Valladolid asegura haber hecho “todo lo posible” en sus residencias para evitar el contagio de los mayores

Pide que si alguien asegura que se impidió entrar a los equipos de la Junta en los centros diga quién y en qué momento para adoptar “todas las medidas"

El presidente de la Diputación de Valladolid, Conrado Íscar, durante el pleno extraordinario de la institución provincial para explicar la gestión de las residencias de mayores frente al coronavirus
El presidente de la Diputación de Valladolid, Conrado Íscar, durante el pleno extraordinario de la institución provincial para explicar la gestión de las residencias de mayores frente al coronavirusDiputación de ValladolidLa Razón

La situación en las residencias de mayores es delicada. La población que vive en ellas y la facilidad de contagio del Covid-19 hacen que sea muy difícil prevenir los contagios, sobre todo cuando el virus no se manifiesta y el paciente es asintomático. Por ello, el equipo de gobierno de la Diputación de Valladolid defendió, durante la sesión extraordinaria de un pleno telemático, haber hecho “todo lo posible” en relación a las residencias de ancianos que dependen de la institución provincial, Cardenal Marcelo y Doctor Villacián.

El presidente de la institución, Conrado Íscar, insistió en que la gestión por parte del equipo de gobierno se ha basado desde el inicio de la legislatura en la transparencia “en especial al hablar de vidas humanas”. “Estábamos deseando dar explicaciones, pero teníamos que hacernos con la situación y no era nada fácil”, defendió al tiempo que pidió unidad a los grupos de la oposición para poder salir de esta situación “lo antes posible”.

Íscar, si bien admitió que la situación es “extrema” y que “nadie estaba preparado para ella”, también aseguró que se va a “profundizar, investigar y analizar lo sucedido en los centros porque se lo debemos a las familias y a nuestros mayores”. No obstante, reiteró que su equipo se dedica “en cuerpo y alma” a luchar por los mayores y por todos los vecinos de la provincia, por lo que aseveró que “ya habrá tiempo de debatir cómo hemos gestionado esta pandemia” pero que ahora es momento de “reconstruir nuestra provincia y para ello es necesario llegar a acuerdos".

Por su parte, el diputado de Servicios Sociales, David Esteban, protagonista del pleno, incidió en que el equipo de gobierno provincial ha estado ocupado en “una sola cosa” que era “gestionar y tratar de minimizar el daño del Covid” atendiendo los protocolos en materia de aislamiento marcados por el Ministerio de Sanidad y que se han seguido “en la medida de nuestras posibilidades”.

Aunque no descartó que haya habido “un déficit” de equipos de protección en el pasado, aseguró que se ha hecho “todo lo posible” para recabar epis “por todas las vías”, cuya última compra se realizó hace pocos días, además de que se ha trabajado para “adaptarnos en cada momento”. Por ello, consideró que “no es momento de mirar atrás” sino de centrar toda la atención “en el presente, cómo mejorarlo, y en el futuro, que es en lo que estamos”.

Esteban explicó que se tiene un “saldo positivo” de más de seis trabajadores en las residencias de ancianos de la provincia “a pesar de las bajas y la dificultad de búsqueda dada la demanda”, después de que se hicieran 64 nombramientos entre las dos residencias, además de que aseveró que se supera el número de personal recomendado.

El diputado de Servicio Sociales aseveró que la situación “ha mejorado mucho” y las cosas “van bien” ya que “los aislamientos se están realizando, los epis están llegando a los trabajadores y en estos momentos hay equipos de protección individual muy por encima de lo que marcan los protocolos”. En lugar de buscar responsabilidades en el momento actual, abogó por “apretar los dientes y trabajar” y llamó a que si alguien asegura que se impidió entrar a los equipos de la Junta en las residencias dependientes de la Diputación, diga quién y en qué momento para adoptar “todas las medidas".

Igualmente se dirigió a las familias de los 17 fallecidos por el virus en los dos centros y pidió disculpas a quienes se hayan sentido “decepcionados” por la gestión de la institución y se disculpó también por haber cometido algún posible error que impidiera que las residencias fueran “un verdadero búnquer”, que en todo momento fue la intención de la institución.

Comisión de investigación

Por su parte, desde el Grupo Socialista su portavoz, Francisco Ferreira, consideró que hay un hecho “de extrema gravedad” por el elevado número de fallecimientos en las residencias dependientes de la institución provincial. Así, incidió en la necesidad de crear una comisión de investigación “cuando se acabe esta situación de pandemia”, para depurar responsabilidades “si es que las ha habido”, señaló.

En una línea parecida se expresó la portavoz de Toma la Palabra, Virginia Hernández, quien lamentó tener la sensación de que el equipo de gobierno de la institución provincial “se ha agazapado en las trincheras” y que la responsabilidad y carga pública “haya recaído sobre los trabajadores” que se han dejado “la piel en el cuidado de los mayores”.