Detectan en Castilla y León una caída de hasta 15 puntos en la vacunación de bebés durante la pandemia

Casado reclama cautela en la salida de los niños y advierte de que al “virus no le engañamos”

El miedo e los padres a llevar a sus hijos a los centros de salud ha supuesto una caída de la vacunación infantil obligatoria para menores de quince meses de hasta el 15 por ciento en algunas zonas de Castilla y León. .

Así lo alertó la consejera de Sanidad, Verónica Casado, quien hizo un llamamiento a los padres para que cumplan con esta medida de seguridad sanitaria. “Con las medidas de seguridad oportunas, no hay que tener miedo de acudir a los centros de salud”, indicó.

A su vez, también advirtió de que la cobertura de la hexavalente ha pasado en algunas zonas del 95 al 88 por ciento y la triple vírica del 95 al 80 por ciento.

Prudencia con las salidas de los niños

Por otro lado, apeló a la prudencia y la cautela con motivo de la orden ministerial que permite la salida de niños a la calle acompañados por adultos, a la vez que apeló la responsabilidad individual. “Al virus no le engañamos”, recalcó.

La consejera también hizo referencia a los buenos datos que se van conociendo y en especial destacó la reducción de 400 casos activos en el sistema Medora. “Estamos quebrando la meseta y nos encontramos en el inicio de un camino esperanzador”, sentenció.

No obstante, aseguró que hay que seguir manteniendo la cuarenta social y seguir “haciendo bien las cosas”. “El virus continúa entre nosotros y, por eso, nosotros somos la mejor solución. Nadie nos tiene que prohibir nada, debemos ser responsables”, afirmó, a la vez que reconoció que la cuarentena social se está realizando de forma adecuada, dado que no se han registrados incrementos de casos ni después de la Semana Santa, ni después de la vuelta al trabajo de los sectores esenciales.

Con relación a la salida de los niños también recalcó que aunque sólo el 0,3 por ciento de los casos graves se han registrado en menores de quince años, advirtió de que en estos momentos no es aconsejable mezclar a los niños con los ancianos, ya que a la espera de una investigación científica que lo demuestre, los menores puede ser importantes vectores de contagio.

Para ello, la titular de Sanidad recordó a los padres que deben aplicar y explicar a sus hijos la “regla de los cuatro unos”: “Una hora, acompañados por un adulto, una vez al día y hasta un kilómetro de distancia”, todo ello entre las 9 y las 21 horas.