Castilla y León inyectará liquidez a sus agricultores y ganaderos para ayudarles a salir de la crisis

El consejero Jesús Julio Carnero pide que se habiliten subvenciones para el cochinillo como se ha hecho para el lechazo y el cabrito

El consejero de Agricultura, ganadería y Desarrollo Rural de la Junta, Jesús Julio Carnero
El consejero de Agricultura, ganadería y Desarrollo Rural de la Junta, Jesús Julio CarneroJCyLLa Razón

A pesar de que el campo no ha parado durante estas semanas del estado de alarma para abastecer a la población, algunos de sus profesionales han perdido parte de su mercado al estar los establecimientos hosteleros cerrados. Por ello, el consejero de Agricultura, Ganadería y Desarrollo Rural, Jesús Julio Carnero, compareció para destacar los temas principales en los que está trabajando la Consejería, dentro del conjunto de medidas llevadas a cabo en el programa de lucha contra el Covid-19: “Somos del Campo”.

En este sentido, quiso destacar las actuaciones que van a inyectar liquidez a los agricultores y ganaderos en estos momentos de emergencia sanitaria y dentro de ellas recordó que la Consejería se ha comprometido a pagar los intereses de la prórroga por un año más de los préstamos solicitados en 2017 por la sequía, por motivo de la situación del coronavirus. Eso supondrá un aporte presupuestario de 1,6 millones de euros.

Además, Carnero anunció que el próximo día 27 también se publicará en el Bocyl la modificación de la Orden reguladora del instrumento financiero que beneficiará a agricultores y ganaderos, cooperativas agrarias e industria agroalimentaria. En este sentido, estas explotaciones, en el marco de las medidas excepcionales en respuesta a la pandemia, podrán solicitar hasta el 31 de diciembre el reconocimiento del derecho a suscribir préstamos para capital circulante, sin estar asociado a una inversión, hasta un importe máximo de 200.000 euros y un período de devolución máximo de 5 años, sin período de carencia.

Ayudas para los sectores ovino, caprino y porcino

Ante la complicada situación que viven varias áreas del sector ganadero, la Consejería de Agricultura, Ganadería y Desarrollo Rural aplaude la reciente decisión de la Comisión Europea de otorgar ayudas al almacenamiento privado para el lechazo y el cabrito, tal y como se había solicitado desde la Junta de Castilla y León.

En cuanto al cochinillo, el consejero garantizó que la Junta seguirá reivindicando al Gobierno ayudas al almacenamiento privado, así como ayudas de mercado, dado que existe una situación muy complicada en este sector en el que prácticamente más del 90 por ciento va a restauración. “Las lonjas han dejado de cotizar. Estas explotaciones están muy especializadas y no pueden dedicar a cebo su producción, ni por instalaciones, ni por genética, ni por el sistema productivo que han seguido”, aseguró.

Asimismo, respecto al lechazo y el cabrito, la Consejería va a apoyar con una línea de ayudas complementarias a las que aporte el Estado, en función de la cantidad final que disponga el Gobierno de España, y seguirá reivindicando al Estado ayudas para el cochinillo, tanto para los ganaderos como para la industria.

Respecto a las ayudas económicas, el Ministerio ya pretende establecerlas para el lechazo y el cabrito. Pero la Consejería las considera insuficientes y reclama que pasen de 100 hembras por explotación a 130. No obstante, es muy importante que se precise de agilidad y rapidez. “Con el procedimiento planteado en el Real Decreto en su versión actual, es difícil que los fondos puedan estar en las comunidades autónomas antes de noviembre, por lo que se ha reclamado que el Real Decreto debe contemplar la posibilidad de conceder anticipos”, concluyó Jesús Julio Carnero.