La Junta invierte más de 3,3 millones en las obras de mejora de la carretera LE-142 entre Astorga y Ponferrada (León)

El consejero de Fomento y Medio Ambiente, Juan Carlos Suárez-Quiñones, destaca la inversión superior a los 393 millones en la mejora de carreteras autonómicas

El consejero de Fomento y Medio Ambiente, Juan Carlos Suárez-Quiñones, visitó las obras de renovación del firme de la carretera LE-142, que une las ciudades de Astorga y Ponferrada en un trazado paralelo al del Camino de Santiago en esta zona. La inversión de la Junta para este tramo de casi 50 kilómetros desde la capital maragata hasta Molinaseca supera los 3,3 millones de euros.

Al respecto, Suárez-Quiñones explicó que en los últimos cinco años, la Consejería de Fomento y Medio Ambiente invirtió más de 393 millones en la mejora de las carreteras autonómicas, de los que casi 83 millones corresponden a obras en la provincia de León.

En la carretera que une Astorga y Ponferrada, las obras están prácticamente terminadas, ya que el plazo finalización está fijado para finales de noviembre. Los trabajos consistieron en la renovación del firme de la carretera, con la adecuación de dos de las intersecciones existentes, en Castrillo de los Polvazares y la gravera de Pedrero. En estos puntos se mejoró el trazado y la visibilidad, con carriles de cambio de velocidad y con carriles de espera y aceleración.

Además, la mejora de la intersección en Castrillo de los Polvazares permitió también un aumento del aparcamiento a la entrada de la localidad. Por su parte, la intersección de Santa Marina de Somoza se mejora aumentando la distancia de visibilidad y la intersección con la carretera de la Diputación LE-6304 a El Ganso se señalizó para reducir la velocidad en ese tramo.

Las obras se completan con el drenaje longitudinal y transversal de la carretera, destacando la construcción de un nuevo puente sobre el río Jerga en la localidad de Murias de Rechivaldo, que sirve tanto para el tránsito de vehículos como de peregrinos, con mejora también de la señalización horizontal y vertical y la incorporación de una barrera de seguridad.

Asociadas a las obras de esta carretera del Camino de Santiago, la Consejería acometió también otras actuaciones, entre ellas, el refuerzo de la señalización y un paso de peatones adoquinado en el entorno de la Cruz de Ferro, en Santa Colomba de Somoza. A la entrada de Molinaseca, además, se ha reforzado un muro construido por el Ayuntamiento para proteger una casa que estaba deformada y provocaba hundimientos en la carretera. En su visita, el consejero estuvo acompañado por el alcalde de Molinaseca, Alfonso Arias, el director general de Carreteras e Infraestructuras, Jesús Félix Puerta, y el delegado territorial de la Junta en León, Juan Martínez Majo.

Tras su visita a las obras, Suárez-Quiñones destacó que la Consejería de Fomento y Medio Ambiente ha adjudicado obras de mejora de carreteras en los últimos cinco años en las nueve provincias de Castilla y León por un importe global de más de 393 millones de euros, de los que casi 83 millones de euros corresponden a obras en la provincia de León. Los contratos en lo que va de 2020 suponen casi 79 millones de euros, casi 14 de ellos en el territorio leonés.

Entre las obras más importantes ejecutadas en la provincia, destacan las de conservación en las carreteras y tramos de la red autonómica en la zona oeste de la N-630, licitados por un importe de 11,8 millones de euros.

Por otro lado, el consejero destacó las inversiones en obras de emergencias en las carreteras de la Comunidad, una materia en la que la Junta invirtió casi 10 millones desde el año 2015. De ellos, 1,8 millones se dedicaron a actuaciones en la provincia leonesa, la mayoría para estabilizaciones de taludes y laderas. Entre estas, destaca la obra en la carretera LE-497, desde Caboalles de Abajo hasta el límite con Asturias, con un presupuesto de más de 690.000 euros.

Por último, el consejero destacó también dos obras importantes impulsadas en el entorno de Ponferrada, concretamente la de mejora del pavimento en la carretera LE-715 entre Fabero y Fresnedo, ya finalizada por un importe de 1,8 millones, y el refuerzo en la carretera CL-631, que finalizará próximamente, entre Páramo del Sil y Villablino por un importe de 2,6 millones.