Baja el paro en 2.366 personas en septiembre en Castilla y León

Se trata de la sexta Comunidad que más trabajadores sacó de la lista del desempleo

El paro se redujo en Castilla y León el pasado mes de septiembre en 2.366 personas (1,52 por ciento) respecto a agosto, mientras que en España lo hizo en 26.329 personas (0,69 por ciento), según los datos publicados por el Ministerio de Trabajo y Economía Social.

En la Comunidad el número de parados se sitúa en los 153.384 y por encima de los 3,77 millones en el conjunto del país. En tasa interanual la subida en la Comunidad es del 15,68 por ciento (20.790), mientras que en toda España se sitúa en el 22,62 por ciento (696.774).

Asimismo, el paro registrado bajó en relación al mes anterior en 13 comunidades autónomas, sobre todo, en Castilla-La Mancha (7.687), Madrid (5.387) y en la Comunidad Valenciana (3.344). Castilla y León fue la sexta que más trabajadores sacó de las listas del desempleo. Por el contrario, solo subió en cuatro: Islas Baleares (3.359), Asturias (708) y Extremadura (590) y Cantabria (500).

El paro registrado baja en todos los sectores productivos de la Comunidad respeto al mes de agosto. En servicios se redujo en 1.519 personas; en la agricultura en 609; en la industria en 527 personas y en la Construcción en 294 personas. Sin embargo, el paro registrado aumentó en el colectivo sin empleo anterior en 583.

Por provincias, la caída del desempleo fue generalizado en septiembre, excepto en Ávila y León, donde creció un 1,85 y un 1,88 por ciento, con 214 y 574 parados más. Por el contrario, se redujo en Burgos un 3,72 por ciento, con 785 menos; en Palencia, un 3,9 por ciento, con 389 menos; en Salamanca, un 0,89 por ciento, con 221 menos; en Segovia, un 2,75 por ciento, con 215 menos; en Soria, un 1,6 por ciento, con 62 menos; en Valladolid, un 4,02 por ciento, con 1.382 menos; y en Zamora, un 0,85 por ciento, con 100 menos.

Por el contrario, la evolución interanual del paro, refleja un crecimiento en todas las provincias, con especial incidencia en Segovia, con una subida del 25,1 por ciento y 1.527 desempleados más; Soria, con un 22,47 por ciento y 698 parados más; Palencia, con un 18,86 por ciento y 1.523 más, y en Burgos, con un 18,6 por ciento y 3.184 más.

También creció en Valladolid un 16,87 por ciento, con 4.763 parados más; en Zamora un 13,95 por ciento, con 1.431 parados más; en Ávila un 13,72 por ciento, con 1.418 parados más; León, con un 12,65 por ciento más y 3.490 más, y Salamanca con un 12,63 por ciento y 2.756 más.

De los 153.384 desempleados registrados hasta septiembre, Valladolid registra la mayor con 32.989 parados, seguida de León con 31.080; Salamanca, con 24.578, y Burgos, con 20.300. Además, Ávila anotó 11.754; Zamora, 11.691; Palencia, 9.597; Segovia, 7.590; y Soria, 3.805.

Por otra parte, en septiembre se firmaron en la Comunidad un total de 79.940 contratos, es decir, 23.611 más que el mes anterior, lo que supone un incremento del 41,92 por ciento. En este caso, a nivel nacional se suscribieron 1.632.484 contratos, lo que supuso un aumento del 45,93 por ciento que se tradujo en 513.821 contratos más que en el mes de agosto.

En términos interanuales, el número de contratos suscritos en Castilla y León descendió en 16.929, es decir, un 17,48 por ciento, frente al descenso nacional del 22,06 por ciento, con 462.151 contratos menos. Del total de contratos de la Comunidad, solo 6.898 fueron indefinidos y un total de 73.042 fueron temporales.

En cuanto a los beneficiarios de prestaciones por desempleo de septiembre, en Castilla y León fueron 104.154, de los cuales 63.714 fueron prestaciones contributivas; 35.611 correspondieron a subsidios y 4.828 a renta activa de inserción. En todo el país, el gasto en prestaciones derivadas de ERTE fue de 867 millones de euros, un importe que es menos de la cuarta parte del gasto del mes de mayo cuando esta partida alcanzó su máximo valor. El importe acumulado en prestaciones por ERTE entre los meses de abril y agosto asciende a 10.752 millones de euros.

Seguridad Social

Por su parte, el número de afiliados a la Seguridad Social en Castilla y León aumentó en 3.932 personas en septiembre, un 0,43 por ciento, lo que sitúa la cifra total de afiliados en la Comunidad en 916.471, según los datos ofrecidos por el Ministerio de Inclusión, Seguridad Social y Migraciones.

En la evolución anual, los cotizantes de la Comunidad bajaron el 1,76 por ciento, con 16.395 afiliados menos. En España, la afiliación media descendió en los últimos 12 meses en 447.062(2,31 por ciento).

En la Comunidad, el 79,1 por ciento de las afiliaciones pertenece al régimen General (incluye el Sistema Especial Agrario que representa el 2,5 por ciento del total y el Sistema Especial Hogar que representa el 2,1 por ciento del total), el 20,8 por ciento al régimen Especial Autónomos y el 0,008 por ciento al régimen Especial Minería del Carbón.

Por provincias, y en cuanto a la variación mensual respecto al mes de agosto, hubo aumentos en todas a excepción de Ávila, que perdió 627 afiliados (-1,14 por ciento) y en Soria, donde el descenso fue de 54 (0,14 por ciento). Valladolid encabezó las subidas con 2.495 (1,17 por ciento), por delante de Burgos, con 1.307 (0,90 por ciento); Zamora, con 228 (0,39 por ciento); Segovia, con 179 (0,28 por ciento); Palencia, con 154 (0,24 por ciento); León, con 131 (0,08 por ciento) y Salamanca, con 118 (0,10 por ciento).

ERTEs

Por otra parte, un total de 20.422 trabajadores seguían incluidos en un Expediente de Regulación Temporal de Empleo (ERTE) al cierre de septiembre, el 15,34 por ciento menos que agosto cuando fueron 24.120, de acuerdo a los datos publicados por el Ministerio de Seguridad Social.

De esos 20.422 trabajadores, 12.039 eran mujeres y 9.685 hombres, y 16.728 son por un ERTE de fuerza mayor. La provincia con más trabajadores con un ERTE es Valladolid con 5.196 trabajadores, seguida de Salamanca con 3.603, León, con 3.287 y Burgos con 3.081, frente a los 620 de Soria y los 987 de Zamora en el otro extremo.

Reacciones

El consejero de Economía y Hacienda, Carlos Fernández Carriedo, indicó que la bajada del paro en el mes de septiembre “no justifica un cambio de tendencia” sino que responde al hecho de que el empleo no subió en verano como en otros ejercicios ."Un mes concreto no justifica un cambio de tendencia", subrayó.

El viceconsejero de Empleo, David Martín, analizó “con cautela” el mejor dato de paro para setiembre de la serie histórica, que con 2.366 parados menos rompe la tendencia al alza de este mes, y ha valorado la prórroga de los ERTEs, “un colchón para los sectores más castigados”.

Además destacó que Castilla y León ha sido la cuarta Comunidad en la que más ha bajado el paro, el doble que la media nacional en el intermensual, aunque ha analizado los datos con la cautela propia de la coyuntura del momento.

En la misma líneal líder del PSOE de Castilla y León, Luis Tudanca, apeló a la prudencia a la hora de analizar la tendencia de los datos de desempleo, con 2.366 parados menos en la Comunidad al cierre de septiembre respecto a agosto, pero a la vez ha considerado que deben servir para “generar un movimiento de esperanza en este país”.

Por su parte, la Confederación de Organizaciones Empresariales de Castilla y León (Cecale) insistió en que que las empresas necesitan nuevos mecanismos de liquidez para evitar la quiebra derivada de la crisis del COVID-19. En un comunicado, la organización patronal indicó que los datos de paro registrado y afiliación a la Seguridad Social no permiten afrontar con “optimismo” la recuperación.

En su opinión, no reflejan el “verdadero deterioro” que están sufriendo algunas actividades económicas y el empleo. Por ello, incidió en la urgente necesidad de aumentar y agilizar la llegada de liquidez a las empresas, actuando sobre las líneas financieras ICO e Iberaval.

El vicesecretario general de UGT en Castilla y León, Evelio Angulo, calificó de “buenos” los datos del desempleo de septiembre en la Comunidad aunque ha advertido de “la alta precariedad” que se refleja en los contratos realizados.

También reconoció que aunque estos datos son buenos “también hay que ver de dónde partimos”, por lo que la ha considerado que se trata de una “una evolución coyuntural”.

El alcalde de Valladolid, Óscar Puente, también se refirió a los datos al afirmar que arrojan “un poquito de esperanza en un momento de tanta dificultad” y defendió que la provincia vallisoletana “es un territorio fuerte, que resiste mejor las crisis” que otras provincias de la Comunidad y de España. “Valladolid está en mejor situación de afrontar el futuro”, resaltó.

Por último, Comisiones Obreras destaca la respuesta “positiva” que han tenido los datos en Castilla y León. El sindicato califican de sorprende porque agosto y septiembre son meses en el que el paro registrado solía aumentar, sobre todo en el ámbito nacional, pues el final de la temporada turística y del verano en general, para muchos sectores y para los contratos vinculados a la estación estival producía “un fuerte incremento”.