Coronavirus

La “Zamora vacilada” planta cara a Sánchez

Tras lograr la recuperación del Tren Madrugador por la presión ciudadana, la Diputación estudia aportar cinco millones para que el Gobierno cumpla su promesa con el campamento militar de Monte la Reina

El presidente de la Diputación de Zamora y el vicepresidente, Francisco José Requejo y José María barrios, respectivamente,, atienden a la prensa
El presidente de la Diputación de Zamora y el vicepresidente, Francisco José Requejo y José María barrios, respectivamente,, atienden a la prensaDip. ZamoraLa Razón

En Zamora y sus pueblos se sienten ninguneados por el Gobierno de España a pesar de la recuperación del Tren Madrugador a partir del próximo día 21, gracias a la presión ciudadana y de instituciones como la Diputación de Zamora.

Los zamoranos consideran que el Gobierno les ha despreciado y les considera habitantes de Segunda División, y no solo porque los Presupuestos Generales del Estado dejan de lado a esta provincia, que también, sino también por la paralización de proyectos como el de la N-122, la reparación integral de la N-631, el retraso del Plan de Extensión de Banda Ancha o el de la Estación del AVE de Otero de Sanabria, o, sobre todo, por el incumplimiento de promesas como el campamento militar de Monte la Reina, donde está prevista la instalación de una unidad militar del Ejército de Tierra

Al respecto, desde la institución que preside Francisco José Requejo lamentan que pase el tiempo y siga sin concretarse este compromiso de Pedro Sánchez en campaña antes de convertirse en presidente del Gobierno hace más de dos años. Por ello, la Diputación de Zamora ha anunciado este viernes que estudia ofrecer una aportación de cinco millones de euros para que “salga adelante” esta iniciativa llamada a generar actividad y fijar población en esta zona ubicada en el entorno municipal de la localidad de Toro.

“Nos pidieron un compromiso para salvar algunos la cara y ayudarles a financiar una promesa electoral que es suya. No lo están cumpliendo porque no hemos visto ningún avance en estos dos años”, aseguraba el presidente de la Institución provincial, Francisco José Requejo, quien advertía de que Zamora “no puede esperar más”.

La forma de financiación se está tramitando con Caja Rural de Zamora, a cuyo director general, Cipriano García, el presidente de la Diputación agradecía su “valentía” y “compromiso” con la provincia de Zamora. “Pediremos un crédito a veinte años para poder pagarlo de forma favorable, sin que sea lesivo para las arcas de la Diputación. Estamos negociando que, durante los primeros ocho años, el interés sea cero, y el resto, un interés muy bajo”, explicaba, en declaraciones recogidas por Ical.

Además, Requejo lamentaba que la reunión que iba a mantener, junto con el alcalde Toro, Tomás del Bien, el próximo día 1 de julio con la secretaria de Estado de Defensa para analizar el estado de este proyecto, se ha aplazado “inexplicablemente” a causa de un viaje oficial.

“No nos ha transmitido otra fecha pero nosotros, sí. No creemos en las coincidencias. Creo en la buena voluntad de todo el mundo pero no quiero que nos tomen más el pelo”, denunciaba Requejo, para quien el Gobierno está vacilando y tomando el pelo a los zamoranos “Se está haciendo daño a la provincia de Zamora y algunos deberían reflexionar. Siempre tenemos la mejor disposición para llegar a acuerdos y buscar soluciones pero con el máximo respeto a la sociedad zamorana”, rubricó.

Tren Madrugador

Respecto al Tren madrugador’, el presidente de la Diputación zamorana señala que es una buena noticia que se haya recuperado pero insiste en la necesidad de que esta línea se declare sujeto a obligación de servicio publico para evitar que en el futuro, ante un descenso de viajeros como puede ocurrir pronto este verano por las vacaciones, se vuelva a suprimir. “Con ello, vamos a evitar su calificación de comercial, como está ahora mismo, y que nos vuelva a perjudicar, ya que podría estar sujeto a vaivenes de la oferta y la demanda”, explicaba Requejo, quien avanzaba que apuestan también por aprovechar el bono para los viajeros y la ayuda lanzada por la Junta para conseguir abaratar los precios de los billetes y abonos.

“Conseguido esto, hay que seguir avanzando y que sea de utilidad para fijar población”, apuntaba mientras desvelaba que recibieron este jueves una llamada de Renfe, anulando la reunión prevista para el próximo día 13. En opinión de Requejo, nunca han tenido la intención de recibirles por lo que considera que, una vez más, les están ninguneando. “No somos la España vaciada, sino la Zamora vacilada. Es sorprendente que no se sienten a escuchar a una institución zamorana que solo quiere trasladar las peticiones de los vecinos y pedir la intermediación del Ministerio”, se quejaba, mientras aseguraba, contundente, que la Diputación “nunca se rendirá” .