Alfonso Fernández Mañueco destaca que Castilla y León está “a punto” de alcanzar la inmunidad de grupo

El presidente resalta que ya hay más de 1,5 millones de personas “completamente inmunizadas”

El presidente de la Junta de Castilla y León, Alfonso Fernández Mañueco,  comparece al término de la reunión de trabajo de la XXIV Conferencia de Presidentes, celebrada en Salamanca
El presidente de la Junta de Castilla y León, Alfonso Fernández Mañueco, comparece al término de la reunión de trabajo de la XXIV Conferencia de Presidentes, celebrada en SalamancaJUANJO MARTINEFE

El presidente de la Junta, Alfonso Fernández Mañueco, destacó que Castilla y León está “a punto” de alcanzar el objetivo del 70 por ciento de su población vacunada y lograr así la inmunidad de grupo.

El jefe del Ejecutivo autonóico lanzó un mensaje en su perfil de la red social Twitter, en el que pone de relieve haber superado ya 1,5 millones de personas “completamente inmunizadas” en Castilla y León. Asimismo, a través de un tuit subraya que casi el 80 por ciento de los mayores de 12 años cuentan al menos con una dosis y el 69 por ciento con la pauta completa. “Estamos a punto de alcanzar objetivo del 70 por ciento, pero somos ambiciosos y queremos llegar al 100 por ciento cuanto antes”, apunta.

Descenso de la incidencia

Por otra parte, la tasa de incidencia de la Covid-19 a 14 días anotó un nuevo descenso y se sitúa en la jornada de hoy en los 674,8 casos por cada 100.000 habitantes, 13 puntos menos que este domingo. De acuerdo con los datos de la Consejería de Sanidad, la tasa a siete días se coloca en los 288,5 casos, también mejor que los 297 de la jornada precedente.

Sin embargo, la ocupación de camas de cuidados críticos por casos de coronavirus se sitúa este lunes 2 de agosto en el 20,73 por ciento, tres décimas más que el domingo. El porcentaje de ocupación sobre camas de hospitalización en planta aumenta también hasta el 8,58 por ciento, casi un punto más.

La peor tasa a 14 días se registra en Burgos con 1.089,6 casos por cada 100.000 habitantes, y Palencia, con 1.017,33. Por debajo del millar se encuentran Soria, 970,9, Valladolid, con 696,25, Ávila, con 632,36; Segovia, con 628,1; Zamora, con 506,48; León, con 467,3; y Salamanca, con 360,5 casos. Todas ellas se encuentran en situación de riesgo muy alto, si bien en todas ellas se anotan descensos de incidencia.

En cuanto a la tasa a siete días, destacan con peores resultados también Burgos, con 419,4, y Palencia, con 431,01; junto a Soria, 391,5; Valladolid, 318; y Ávila, 302,54. Asimismo, se sitúa en 278,85 en Segovia (la única provincia en la que sube este índice), 237,41 en Zamora; 191,04 en León y 162,19 en Salamanca.

Igualmente, la tasa acumulada de casos de más de 65 años diagnosticados en los últimos 14 días se sitúa en los 306,34, medio punto más que el domingo, y a 145,18 a siete días, cuatro puntos menos.

El porcentaje de casos con trazabilidad se eleva ligeramente hasta el 50,65 por ciento (dos décimas más); y la positividad global de las pruebas diagnósticas baja hasta el 16,28 por por ciento.

Finalmente, el número reproductivo básico instantáneo, que indica el promedio de personas que cada contagiado puede llegar a infectar, sube ligeramente, al pasar de 0,83 a 0,84. Ninguna provincia supera el uno, si bien se acercan Zamora (0,95), Ávila (0,94) y Segovia (0,93). A continuación, Salamanca (0,91), Valladolid (0,88), Palencia (0,83), León y Soria (ambas con 0,80) y Burgos (0,76).

Casi tres millones de pruebas

Además, Castilla y León efectuó 2.926.632 pruebas diagnósticas de la Covid-19 hasta el pasado 29 de julio, de los 51,73 millones practicadas en España. Durante la última semana analizada, del 23 al 29 de julio, se efectuaron en la Comunidad, 40.263 PCR y 18.092 test de antígenos. En este sentido, durante esa semana se efectuaron un total de 58.355 pruebas para detectar la enfermedad, con un incremento del dos por ciento semanal.

El informe difundido por el Ministerio de Sanidad afirma que la tasa de pruebas por cada 1.000 habitantes se situó en la Comunidad, en las 1.217,97, por encima de la media para el conjunto de las autonomías de 1.0987,5.

El documento también indica que en Castilla y León se habían realizado hasta el pasado día 29 un total de 464.263 test rápidos AC, con 16 la última semana, permaneciendo estable su número. Los test rápidos por cada 1.000 habitantes ascendían a 193,21, cuando la media para el conjunto nacional era de 77,48.

Por último, el número de otras pruebas de detención de AC en la Comunidad, se situó en 87.418, con 946 durante la última semana, que subieron un uno por ciento. La tasa de estas pruebas se situaba en la Comunidad, en 36,38 por cada 1.000 habitantes, por debajo de las 63,4 de España.

Sanidad destacaó que progresivamente, se van desarrollando nuevas técnicas para el diagnóstico de la infección por SARS-Cov2, como es el caso de las pruebas rápidas de antígeno que las consejerías de Sanidad están empezando a introducir en la gestión de la pandemia.