La truficultura en Castilla y León, una oportunidad de negocio rentable para la España vaciada

La localidad soriana de Abejar acoge un seminario científico técnico sobre el futuro del sector en el marco de la XIX Feria de la Trufa

Inauguración de la XIX Feria de la Trufa de Soria en Abejar, en la que han participado, entre otros, Benito Serrano, Rocío Lucas, Virginia Barcones y Elena Arzak
Inauguración de la XIX Feria de la Trufa de Soria en Abejar, en la que han participado, entre otros, Benito Serrano, Rocío Lucas, Virginia Barcones y Elena Arzak FOTO: DELEGACIÓN DEL GOBIERNO DELEGACIÓN DEL GOBIERNO

La truficultura se presenta como una alternativa basada en la naturaleza capaz de generar oportunidades de negocio rentables en amplias zonas del medio rural y en parte de la España vaciada. Sin embargo, la globalización de los mercados, el cambio climático, la falta de vertebración del sector y el escaso conocimiento del recurso entre los consumidores condicionan el desarrollo del sector.

Así lo expuso el director del Instituto Micológico Europeo (EMI), Fernando Martínez Peña durante la inauguración del seminario científico-técnico sobre los retos y oportunidades de la truficultura en un mercado global, que se celebró tras la inauguración de la XIX Jornada de la Feria de la Trufa de Soria en Abejar.

La jornada sirvió para analizar el estado actual del sector trufero, desde la producción al consumo, y la mejora del conocimiento necesario para potenciar la innovación en un contexto global. “Es importante tener en cuenta la dinámica de la producción trufera desde una perspectiva global. El ritmo de plantación en los distintos territorios truferos, la edad de las plantaciones, la profesionalización del cultivo y su capacidad de adaptación al cambio climático afectarán a todo el sector en su conjunto”, explicó Martínez Peña.

Durante el seminario significó, además, la importancia de la organización, vertebración y cooperación del sector a nivel local, nacional e internacional, ya que existen muchos puntos de interés común especialmente entre los productores europeos. Asimismo, señaló que desde el EMI se colabora con las federaciones de truficultores europeos del Grupo Europeo Tuber (GETT) en este sentido.

Respecto a la situación de la truficultura en Castilla y León, el técnico explicó que la pandemia afectó al canal Horeca y con ello a la demanda de trufa procedente de los restaurantes, y agregó que se notó en los precios que bajaron y en que la industria conservera ha aprovechado para aprovisionar producto. No obstante, apostilló afortunadamente, poco a poco se está recuperando la hostelería y el turismo y con ellos la demanda del consumo de la trufa.

Una circunstancia en la que tiene mucho que ver la XIX Feria de la Trufa de Soria, que se celebra en Ábejar, con el objetivo de seguir posicionando este “oro negro” en el mercado nacional e internacional y dar el impulso “definitivo” para poner en marcha una marca de calidad, un objetivo apuntado hace ya varios años.

Por este motivo, el presidente de la Diputación de Soria, Benito Serrano, instó a los truficultores de la provincia a lanzar definitivamente este año la marca de garantía de la trufa de Soria, tras mucho tiempo de “pelea” y ante la competencia creciente que existe en este mercado. ”Hay otras Comunidades que han dado ya este paso y en Soria tenemos el ejemplo claro del torrezno de Soria, cuya marca de garantía ha funcionado y probablemente si no logramos sacar la de la trufa de Soria nos quedemos en una situación delicada”, advirtió. Serrano pidió seguir trabajando en conseguir esta marca de garantía que, a su juicio, será fundamental para conseguir un producto reconocido por su calidad.

Por su parte, el vicepresidente de la Asociación de Truficultores de Soria, Antonio García, ha declarado que la marca de garantía sólo necesita voluntad y determinación para iniciar los trámites administrativos, una vez que se defina quien es el títular de la marca, “un tema espinoso”. ”Este año habrá que tomar alguna determinación y se pondrá en marcha y quien no se quiera sumar, no habrá dos opciones de marca. Es una cuestión de productores que se quieran adherir, porque considere que les beneficia tener un distintivo de calidad a la hora de salir al mercado”, resaltó.

En este sentido, la consejera de Cultura y Turismo en funciones, Rocío Lucas, resaltó que el sector gastronómico de Soria y Castilla y León se están posicionando en el mercado internacional y ha señalado que la trufa negra de Soria tiene muchas posibilidades de crecimiento. ”El 24 por ciento del territorio de Soria es terreno preparado para producir trufa”, reiteró.

Rocío Lucas visita uno de los expositores
Rocío Lucas visita uno de los expositores FOTO: Concha Ortega Agencia ICAL

Lucas, que señaló que la Junta también quiere que la trufa de Soria sea un producto protegido por una marca de garantía, ha apuntado que el sector micoturístico genera 32 millones de euros en la Comunidad.

Además, la delegada del Gobierno de España en Castilla y León, Virginia Barcones, animó a utilizar todas las herramientas que el Gobierno de España pone a disposición de los núcleos rurales y de sus agentes de desarrollo, en especial el Plan de Recuperación, Transformación y Resiliencia y el PERTE Agroalimentario, para impulsar la truficultura en la provincia. Barcones subrayó el gran valor que tiene el sector agroalimentario para la economía española, castellano y leonesa y soriana por su aportación al PIB y al mercado laboral y que, a su juicio,”goza de un futuro espléndido por su merecido prestigio fuera de nuestras fronteras”.

La Feria de la Trufa de Soria, un evento pionero en Castilla y León, aglutina esta edición a 36 expositores de toda España e incluso de Italia, en Abejar, un municipio con apenas 300 habitantes y que ha visto pasar otras ediciones, antes de la pandemia, a cerca de 7.000 visitantes. La cocinera Elena Arzak ha recogido la séptima edición de la “trufa de oro”, concedida por la organización de la feria al restaurante Arkak, pionero en la utilización de la trufa negra de Soria en la gastronomía.

Elena Arzak recibe el reconocimiento de la Feria de la Trufa de Soria
Elena Arzak recibe el reconocimiento de la Feria de la Trufa de Soria FOTO: Concha Ortega Agencia ICAL

Arzak declaró, a la agencia Efe, que su padre, Juan María, ha sido siempre una persona avanzada en su tiempo y gracias a una serie de personas, como Salvador Arozarena -que puso en marcha en la sierra de Cabrejas la explotación trufera más grande de Europa, con 600 hectáreas-, se introdujo en el mundo de la trufa. ”Siempre me ha dicho que la trufa le llamó la atención desde que se la hicieron conocer. Desde entonces siempre ha habido trufa de Soria en el restaurante y para nosotros es una maravilla”, concluyó.