Coronavirus

Madonna: “Tengo anticuerpos y quiero respirar el aire de covid-19”

La cantante asegura que le han hecho el test y que ha confirmado su inmunidad frente al virus

Madonna durante su actuación en Eurovisión
Madonna durante su actuación en Eurovisión

Si a alguien le está sentando mal la cuarentena parece que es a Madonna. En una nueva entrega de sus bautizados “diarios de confinamiento”, la cantante ha confesado que o ya ha pasado la enfermedad o tenía de serie anticuerpos para combatirla, así que se prepara para salir y respirar “aire de covid-19”. Esto es lo que escribió en su instagram:

“Me hice el test hace unos días y descubrí que tengo los anticuerpos, así que mañana simplemente me iré a conducir en mi coche, bajaré la ventana y empezaré a respirar profundamente, Pienso respirar el aire de COVID-19”.

Siempre hay algo que celebrar, desde luego, y la cantante parece dispuesta a hacerlo hasta en tiempos de pandemia. La voz de “Like a virgin” está más que harta de estar encerrada, a pesar de que hace unos días confesase que se había confinado con su nuevo amor, uno de los bailarines de su cuerpo de baile, de tan solo 26 años. Sus reflexiones durante esta pandemia son reveladores. Ayer también escribía:

“Creo que es significativo que el papel sobre el que estoy escribiendo acaba de prender fuego y ha consumido el papel”, escribió bajo la foto de una máquina de escribir. Luego continuaba: “Estoy tan confundida en mi propia confusión, tan hechizada en mi incapacidad para expresar mi decepción, tan reacia a pelearme con las personas con las que me he encerrado en la cuarentena, porque sé de la futilidad de todo. Y aún así, quiero saborear la satisfacción de ser conocida, de ser comprendida. Me asombra de que nos preocupe tanto lo que piensen los demás o ganarse el favor de los demás o tener razón en una discusión. Me odio por esta mezquindad”.

¿Qué significa esta diatraba? Pues lo dice en la primera frase, está confundida en su propia confusión. “Quiero liberarme de las ataduras de importarme todo una mierda” concluye, asegurando que todo le importa un bledo y que odia esta sensación. Quiere que le importe algo, quiere algo por lo que luchar, algo por lo que discutir, algo que defender, pero que se está viendo arrastrada por la fuerza más poderosa que existe, la indiferencia. Qué lejos queda la Madonna combativa que sabía lo que quería y no iba a dejar que nadie se entrometiese en su camino.

Desde que asegurase desde una bañera llena de pétalos de rosa que el coronavirus era “el gran igualador”, está claro que la cantante ha perdido el contacto con la realidad y ella misma se da cuenta. Lo que no se le puede negar es su compromiso con ayudar a los que más lo necesitan. La artista donó un millón de dólares a la Gates Philanthropy Partners’s COVID-19. La cantante, que cumplirá 62 años en agosto, está claro que no está viviendo la mejor época de su vida. En eso sí se parece a todos nosotros.