La jueza desestima los recursos de los presos del 1-O contra la suspensión del tercer grado

El mismo juzgado había dado con anterioridad la razón a la Fiscalía en este sentido

La titular del juzgado de vigilancia Penitenciaria 5 de Cataluña desestima, según se conoció, los recursos a su decisión de dar efectos suspensivos al recurso del fiscal contra la clasificación en tercer grado de los presos independentistas del 1-O, en referencia al referéndum ilegal. Fue el Tribunal Superior de Justicia de Cataluña (TSJC) quien informó de esta resolución.

En siete resoluciones consultadas, la jueza rechaza de esta manera los recursos de las defensas del líder de ERC, Oriol Junqueras; los ex consellers Raül Romeva, Jordi Turull, Joaquim Forn y Josep Rull; el expresidente de la ANC, Jordi Sànchez; y el presidente de Òmnium Cultural, Jordi Cuixart.

El mismo juzgado ya suspendió el tercer grado de los presos del 1-O a raíz de un recurso de la Fiscalía, y las defensas de todos los implicados presentaron un recurso de reforma contra la providencia de la magistrada, que finalmente resolvió dar una «tramitación urgente y preferente» a los recursos del fiscal.

Así, la jueza avala el argumento del fiscal, que sostuvo que la presentación del recurso debía implicar la suspensión inmediata del tercer grado, aunque aprecia «una laguna legal que comporta dificultad y complejidad para el día a día» de la jurisdicción de vigilancia penitenciaria.

En su momento, las defensas argumentaron que el recurso al tercer grado es suspensivo contra una decisión judicial, pero no contra una administrativa –en este caso, de la junta de tratamiento de la cárcel de Lledoners–, y la Fiscalía pidió una interpretación extensiva para retirar la semilibertad de forma inmediata.

La magistrada resuelve que, si se dan efectos suspensivos al recurso contra el auto de un juez, «con mayor razón procede aplicarlos respecto a una mera resolución administrativa».