Choque entre JxCat y Esquerra por la hora del toque de queda en Cataluña

El partido de Puigdemont apuesta por una franja horaria menos restrictiva que los republicanos

Hasta ahora, JxCat y Esquerra se habían acostumbrado a protagonizar diferencias notables por el “procés”, pero la gestión de la pandemia también está empezando a destapar encontronazos. Sobre todo, teniendo en cuenta que las elecciones catalanas están a la vuelta de la esquina -previstas para el 14 de febrero- y hay mucho en juego. En este sentido, el toque de queda puede convertirse en una nueva fuente de divergencias: mientras el partido de Carles Puigdemont aboga por fijar la franja horaria entre las 23 y las 6 horas, la formación de Oriol Junqueras prefiere adelantar una hora la restricción -situarla a las 22 horas-.

“El horario que todo apunta que aplicaremos con el toque de queda es de 23 a 6 de la mañana. Intentaremos fijarlo a las 23 horas para garantizar que hayan acabado los espectáculos culturales y la gente pueda llegar a casa”, ha sostenido la portavoz del Govern (JxCat), Meritxell Budó, esta mañana en una entrevista en “Rac1”. Lo cierto es que tanto espectáculos como algunos comercios cierran a las 22 horas, por lo que lo más idóneo parece las 23 horas.

Sin embargo, a la misma hora, en una entrevista en “Catalunya Ràdio”, la consellera de Salud, Alba Vergès, fijaba su postura. “Los borradores de toque queda hablan de comenzar a las 22 horas”, ha asegurado Vergès.

El Govern ha solicitado el estado de alarma al Gobierno y, previsiblemente, se aprobará mañana en un Consejo de Ministros. Una vez aprobado, teóricamente, la Generalitat tendría potestad para dar luz verde al toque de queda, así como otras medidas sin el plácet del Tribunal Superior de Justicia de Cataluña (TSJC).

Lo cierto es que no es la primera pugna que han librado en los últimos días ambos partidos en el Govern. También las restricciones en la restauración han desatado diferencias: por ejemplo, los consellers de JxCat son más favorables a la reapertura de bares y restaurantes si se aplica el toque de queda, mientras que desde Esquerra se defiende que aplicar ambas medidas a la vez.