Sandro Rosell, absuelto por el espionaje a Jaume Roures

La Audiencia también ha ratificado el archivo para el FC Barcelona, decisión de la Instructora que había sido recurrida por parte de Mediapro

Sandro Rosell, expresidente del BarcelonaCristina Bejarano La Razón

La Audiencia de Bacelona archiva la denuncia por espionaje de Jaume Roures contra Sandro Rosell.Esta decisión, de carácter irrevocable, estima así el recurso de apelación interpuesto por la defensa del expresidente del Barcelona al considerar que no existen indicios suficientes que avalen la tesis de Roures y Mediapro según la cual dicho espionaje fue inducido o instigado por Sandro Rosell, con la cobertura del FC Barcelona.

De este modo, la Audiencia también ha ratificado el archivo para el FC Barcelona, decisión de la Instructora que había sido recurrida por parte del Roures y Mediapro. Según Pau Molins, abogado de Sandro Rosell: “La Audiencia de Barcelona, con su resolución, ha evitado que Sandro Rosell se viera de nuevo sometido a un juicio penal por acusaciones sin fundamento, después de haber sufrido una de las más vergonzantes “penas de banquillo” de la historia de la Justicia española, tras haber pasado dos años de su vida en prisión provisional por un supuesto delito que en realidad nunca tuvo lugar (caso Lamela)”

El grupo Mediapro denunció en su día al expresidente del FC Barcelona, Sandro Rosell, por espionaje empresarial “sistemático, deliberado y organizado” producido entre 2009 y 2011, al haber tenido acceso al correo electrónico de Jaume Roures, presidente del citado grupo de comunicación.

No obstante, la querella criminal se amplió a Joan Carles Raventós, director general de secciones del FC Barcelona, Robert Cama, exresponsable del departamento informático de Mediapro, y contra el FC Barcelona, Bonus Sport Marketing, la empresa de la que era propietario Rosell, y Socktel Servicios Informáticos.

Asimismo, el pasado mes de enero, el Juzgado de Instrucción número 8 de Barcelona ya acordó el sobreseimiento provisional de la causa respecto del FC Barcelona, en la querella interpuesta por Jaume Roures y Mediapro contra el club, al que imputaba su participación en un delito continuado contra la intimidad personal, un delito continuado de revelación de secreto empresarial y un delito continuado de hurto agravado. La causa siguió abierta tras el recurso presentado por Roures, pero este viernes la Audiencia ha hecho pública su decisión ya irrevocable.