Alícia Romero (PSC): “Nos gustaría un Govern con los Comunes y el apoyo externo de Esquerra”

Portavoz de los socialistas en el Parlament, asegura que la mesa con el Gobierno se reactivará cuando haya Ejecutivo en la Generalitat y pide no poner fecha de caducidad al diálogo

Alícia Romero, la portavoz del grupo parlamentario del PSC-Units esta legislatura
Alícia Romero, la portavoz del grupo parlamentario del PSC-Units esta legislaturaMiquel González de la FuenteMiquel González / Shooting

Nueva portavoz del partido de Salvador Illa en la cámara catalana, Alícia Romero comenta una actualidad monopolizada por la parálisis de la política catalana y el desencuentro entre partidos independentistas. Reivindica al socialista como ganador en votos y escaños de los comicios.

La presidenta del Parlament ha impedido que Salvador Illa se presente a la investidura. ¿Lo volverán a intentar?

–Nos presentamos a la investidura y [Laura Borràs] nos dijo que creía que había otro candidato con más posibilidades y propuso a Pere Aragonès. De momento, el candidato que propuso no ha tenido éxito en la investidura. Ahora debería abrir otra ronda de consultas y viendo que Pere Aragonès no está consiguiendo los apoyos necesarios, presentaremos nuestra candidatura.

–¿Con qué apoyos aspiran a realizar esta investidura? Esta semana han reclamado los votos externos de Esquerra.

–Nuestra prioridad es hacer un pacto con los Comunes y con el apoyo externo de quien quiera sumarse. Puede ser Esquerra u otros. Nosotros interpelamos a ERC y le decimos que, en estos momentos, se pueden hacer dos lecturas en el Parlament: la independentista o la de izquierdas. Teniendo en cuenta que la mayoría independentista ha fracasado, hay otra mayoría y deberíamos apostar por esta. Por eso interpelamos a Esquerra para que permita que Salvador Illa, que ha ganado las elecciones, pueda encabezar el Govern y se abstenga.

–¿Hay contactos con Esquerra?

Hemos ido hablando con todos, pero sobre este tema con ellos aunque queramos hablar, ellos nos dicen que su prioridad es pactar con JxCat y hacer un gobierno independentista. Cuando inicias la conversación con ellos, lo que dicen es que de esto no hace falta que hablemos. Si uno no quiere, es difícil seguir hablando.

–Para obtener el apoyo externo de ERC, ¿qué pueden ofrecerles?

–A mí me hace gracia porque ellos sí que pretenden que nosotros les prestemos los apoyos gratuitamente. Esta opción no está sobre la mesa porque ERC sigue priorizando el pacto con JxCat y continuar con la mayoría independentista. No hemos hablado de nada más. Nos gustaría un Govern con los Comunes y el apoyo externo de Esquerra, pero ahora mismo no está en ninguna negociación ni en ninguna mesa.

–A la inversa, ¿apoyarían desde fuera un Govern de ERC con los Comunes?

–No está sobre la mesa porque ERC ha abierto un camino y nosotros, evidentemente, tal y como están las cosas ahora, dar un apoyo externo a un Govern de Esquerra y Comunes no nos parece razonable. También es cierto que el único acuerdo que ha habido es entre ERC y la CUP y a nosotros no nos gusta ni compartimos la mayoría de las políticas incluidas en ese documento.

–¿Ven posible una repetición electoral?

–Todo es posible tal como están JxCat y ERC. Queda un mes y poco, y estos partidos han dado tantos ejemplos de que puede pasar de todo entre ellos que todo es posible.

–¿El PSC se plantearía un acuerdo con ERC para evitar unas nuevas elecciones?

No queremos unas elecciones, los ciudadanos ya votaron y apostaron por un cambio hacia la moderación, el diálogo y la izquierda, y por eso interpelamos constantemente a ERC. Ahora, para evitar unas elecciones ser más responsables que nadie, tampoco lo vemos. Si hay una opción para evitar unas elecciones esa debe ser un Gobierno presidido por Salvador Illa, que es quien ha ganado en las elecciones. Y que ERC, ante la imposibilidad de que JxCat le dé apoyo, se abstuviera. Lo demás es ciencia ficción.

–¿Preferirían ir a las urnas antes que hacer president a Pere Aragonès?

–En estos momentos no está encima de la mesa. ERC está priorizando a los independentistas y si no hay acuerdo entre ellos nos iremos a elecciones supongo. De momento no hay otra opción. Si ERC no acepta nuestra interpelación, Aragonès nos estará llevando hacia otras elecciones porque no ha querido dar apoyo a la fuerza mayoritaria del Parlament.

–¿Cómo valora que Esquerra haya puesto fecha de caducidad a la mesa de diálogo?

–No se le puede poner fecha de caducidad al diálogo. El diálogo debe ser continuo e infinito porque dialogar, si es de forma honesta, te puede llevar a acercar posiciones y acuerdos. Ellos quieren hacer un embate contra el Estado y no sé cómo casa un embate con el diálogo. No tiene que haber presión para el diálogo, si no, es muy complicado.

–¿Cuándo debería reactivarse?

–Con la pandemia y la inhabilitación del president, la mesa de diálogo se frena porque no teníamos un Govern sólido. Ahora se reactivará cuando haya Govern en Cataluña.

–¿Garantiza que la mesa de diálogo no se verá afectada por el 4-M en la Comunidad de Madrid?

–Yo creo que no. Son importantes las elecciones y el gobierno que pueda salir, pero se tiene que desvincular completamente. El Govern debe ir a la mesa sabiendo y defendiendo la totalidad de lo que quieren los catalanes. Por tanto, habría que poner en marcha una mesa de negociación en Cataluña para buscar este mínimo denominador común con lo que defendemos todos.

–Salvador Illa ha recibido muchas críticas por hablar castellano en el Parlament.

–Nos parece increíble porque en Cataluña se habla catalán y castellano con toda naturalidad. Que Salvador Illa, de los 50 párrafos que leyó en el debate de investidura uno o dos los dijera en castellano, debería ser la normalidad. Que no lo sea no es demasiado razonable, algo debe pasar cuando en la calle se escucha hablar en castellano con normalidad y en el Parlament no se puede.

–¿En qué temas el PSC podría llegar a acuerdos externos con un hipotético Govern independentista?

–Siempre que ha habido una ley o se tramita una propuesta, los socialistas estamos ahí. Cataluña debe avanzar, lleva diez años perdiendo oportunidades y podemos estar en temas industriales o de salud, o en una cuestión tan importante como los fondos europeos.

–¿En qué consiste la refundación de TV3 que plantean?

–Estamos trabajando en un documento con un grupo de expertos. Los medios públicos deben ser plurales y veraces, así lo dice la Ley del Audiovisual, y creemos que TV3 no lo es. El perfil sociodemográfico que mira la cadena es muy determinado: personas de más de 50 años que votan a dos partidos en concreto, que viven fuera de Barcelona y que hablan catalán. La televisión pública debe dar servicio a todo el mundo, debe responder al interés general. En estos momentos, sólo mirando el perfil del telespectador, no lo cumple. Y la televisión debería hacer autocrítica, no queremos cerrar TV3 ni mucho menos, pero sí mejorarla. Esto debe transcurrir en paralelo a la renovación de cargos de la Corporación.

–Ya sobre el ámbito económico, ¿Cataluña debe acoger una fábrica de baterías eléctricas?

–Cataluña debe poner las condiciones para que haya inversiones, y en los últimos años la administración no lo ha hecho demasiado. Si resulta que viene el presidente de VW y el Govern no va, el presidente de VW tendrá la sensación de que a la Generalitat no le importa demasiado el proyecto. Queremos que Seat fabrique el coche eléctrico y para ello se necesita una fábrica de baterías eléctricas, que puede estar más o menos cerca. Evidentemente hemos manifestado que nos gustaría que estuviera en Cataluña, como no podía ser de otra manera. Cada uno defiende su territorio, pero no está en nuestras manos y la actitud del Govern de la Generalitat no ayuda.