Deportes

Konami rescinde su contrato con Griezmann tras las acusaciones de racismo

La empresa nipona no acepta las disculpas del francés y rompe su relación

El jugador del F.C.Barcelona y la selección francesa, Antoine Griezmann.
El jugador del F.C.Barcelona y la selección francesa, Antoine Griezmann.Vadim Ghirda / POOLEFE

Los comentarios por los que Demebélé y Antoine Griezmann se encuentran en el ojo del huracán ha llevado a la compañía nipona Konami a rescindir el contrato con el jugador francés tras no aceptar las disculpas del jugador. La empresa, uno de los máximos patrocinadores del F.C.Barcelona ha decidido romper la relación que mantenía el jugador tras el polémico vídeo surgido la anterior semana.

El atacante había firmado en 2019 un contrato con la compañía donde sería embajador de sus productos, especialmente el atacante representante Yu-Gi-Oh!, embajador de contenidos, una de sus sagas más exitosas, aunque este será rescindido tras el suceso.

Hace unos días en un video de la red social snaptchat del propio Dembelé, los dos jugadores de la selección francesa aparecían riéndose en lo que aparentaba una mofa hacia los ciudadanos japoneses. Inmediatamente las redes sociales estallaron contra los dos atacantes tildándolos de racistas, por lo que tuvieron que salir a defenderse y explicar lo sucedido.

Todas estas caras feas sólo para que puedas jugar al PES, ¿no te da vergüenza?”, exponía Dembélé mientras se podía ver a Griezmann reír tras sus comentarios en un vídeo que fue grabado en Japón en 2019 y que ha sido difundido en redes estos días.

Aunque Griezzmann escribió en twitter la siguiente disculpa: ““Siempre he estado comprometido contra toda forma de discriminación. Desde hace varios días algunas personas me hacen pasar por un hombre que no soy. Rechazo con firmeza las acusaciones contra mi y lamento si pude ofender a mis amigos japoneses”, la compañía japonesa no ha querido mantener su relación contractual.

Ahora, tras la tormenta, el jugador deberá hacer frente a este nuevo problema que le ha surgido tras el vídeo publicado por Dembelé. Ambos jugadores se encuentran en un momento delicado, pues su futuro en el Barcelona se ha visto en entredicho en las últimas semanas y esta polémica no ayudará.

La compañía nipona, además, ha pedido explicaciones al club que por vía de un comunicado ha “lamentado” lo ocurrido y ha manifestado que estudiará el caso reservándose las medidas oportunas.