El independentismo desdeña los cambios en la Moncloa: “Que se organicen como quieran”

Aragonès advierte que lo importante son las propuestas e insiste en la autodeterminación y la amnistía, mientras Borràs califica de “espejismo” el papel de Iceta. Illa apuntala la estrategia del PSC

El presidente de la Generalitat, Pere Aragonés, atendió a los medios tras reunirse esta mañana con trabajadores del Hospital Universitario de Bellvitge
El presidente de la Generalitat, Pere Aragonés, atendió a los medios tras reunirse esta mañana con trabajadores del Hospital Universitario de BellvitgeAndreu DalmauEFE

El independentismo ha tardado apenas 24 horas en desdeñar públicamente los cambios en el Gobierno de Pedro Sánchez y en dejar claro que no son de su incumbencia pese a la estrategia de diálogo abierta con la Moncloa. “Que se organicen como quieran, pero que traigan una propuesta a la mesa de diálogo” en septiembre, ha advertido este domingo el president Pere Aragonès (ERC) tras visitar el Hospital de Bellvitge en plena quinta ola de la pandemia.

“Lo importante no es el quién, sino el qué” ante la “resolución del conflicto político con Cataluña, de inversiones, de relaciones habituales entre los dos gobiernos y de lucha contra la covid”, ha remachado Aragonès insistiendo en sus reivindicaciones al Estado y subrayando las líneas rojas del independentismo.

“Lo que esperamos es que la comisión bilateral Estado-Generalitat prevista para finales de este mes de julio pueda avanzar en lo que es el ámbito de inversiones y de conflictos sectoriales que están abiertos, y también que en el mes de septiembre, en la mesa de negociación, se organicen como quieran pero que traigan una propuesta para la resolución del conflicto político del mismo modo que nosotros llevaremos la propuesta basada en la amnistía y el ejercicio de la autodeterminación”, ha advertido el president.

Los mensajes de JxCat, socio de Esquerra en el Govern de Aragonès, son aún más claros en la dirección de desdeñar públicamente los cambios acometidos en la Moncloa. Y ha sido la presidenta del Parlament, Laura Borràs, quien ha puesto voz a sus suspicacias y al calificaro la crisis como “una remodelación que ofrece pocas posibilidades de pensar que haya una voluntad de resolver el conflicto político”. Además, ha tildado de “espejismo” la labor realizada por Miquel Iceta como ministro de Política Territorial y Función Pública, ahora de traslado al Ministerio de Cultura y Deporte.

Illa apuntala el papel del PSC

Por contra, el líder del PSC en el Parlament, Salvador Illa, ha garantizado que, pese a que Miquel Iceta pase de ministro de Política Territorial a titular de Cultura, “personas del PSC estarán presentes y tendrán mucho que decir en el proceso de diálogo entre el Gobierno de España y el de Cataluña”. Así lo ha remarcado Illa durante una visita a Lleida en el marco de la Conferencia Horizonte 2020-23, en la que ha estado acompañado por el primer secretario de la federación del PSC de las comarcas leridanas, Òscar Ordeig, y otros cargos locales.

El jefe de la oposición en el Parlament ha celebrado que el PSC cuente con dos representantes en el Gobierno: Miquel Iceta y Raquel Sánchez, hasta hoy alcaldesa de Gavà y propuesta como ministra de Transportes. “Somos el primer partido de Cataluña y tenemos un papel decisivo en el Gobierno. Esto es positivo para los catalanes y catalanas”, ha asegurado Illa, que ha añadido: “Es bueno para Cataluña un PSC fuerte en Cataluña y es bueno para Cataluña un PSC fuerte en el Gobierno de España”.

“Es un día feliz para el PSC”, ha confesado en referencia al hecho de que los socialistas catalanes hayan doblado su presencia en el Gobierno.