Polémica en Twitter

El lapsus de la tenista Paula Badosa que indigna al independentismo al afirmar: “El catalán no es una lengua”

Las redes sociales se llenan de insultos de separatistas por las declaraciones de la deportista

La tenista nunca ha ocultado su postura hacia el independentismo
La tenista nunca ha ocultado su postura hacia el independentismoGooglefreemarker.core.DefaultToExpression$EmptyStringAndSequenceAndHash@1ca0c1f9

La tenista catalana Paula Badosa ha encendido las redes tras declarar que “el catalán no es una lengua” en una entrevista. La repuesta y lapsus de la deportista ha tenido lugar en el canal de Twitter de Lawn Tennis Association (LTA), órgano de gobierno nacional del tenis en Gran Bretaña, tras ser preguntada sobre el número de leguas que habla.

“El español, el catalán -que en realidad no es un idioma, pero aun así lo cuento- y el inglés”, ha respondido Badosa.

Las respuestas a las declaraciones de la tenista no han tardado en llegar. “Terrible que una persona que ha vivido la mayoría de su vida en Barcelona y Valencia diga sin pudor alguna que “el catalán no es una lengua”. Es un ejemplo de ignorancia terrible. Vergüenza”, escribe un usuario en Twitter, un comentario más entre centenares de separatistas muy ofendidos ante las palabras de la tenista.

Badosa, nacida en Nueva York, es de padres catalanes y ha vivido la mayoría de su vida entre Cataluña y la Comunidad Valenciana. Durante la entrevista se expresa a la perfección en inglés, en la que también se pronuncia sobre sus preferencias en el mundo del tenis y aspectos de la carrera y de su vida.

Las declaraciones sobre la lengua han creado indignación entre el independentismo. El director general de Prospectiva y de Innovación en la Acción Exterior, Joan Maria Piqué, ha dicho que es “triste ver la ignorancia de una persona que lo ha tenido todo por no ser ignorante”.

También ha recibido insultos en las redes sociales y algunos usuarios la han tratado de “ñorda”, “anticatalana”, “inculta”, “imbécil”, “ignorante” y “trozo de pepera”, entre otros. Incluso, pidieron que el Ayuntamiento de Begur la declare “persona non grata”. Estas son algunas de las numerosas reacciones: