Illa: “Las lecciones de patriotismo las dará el PSOE a partir de ahora”

Pedro Sánchez y el líder del PSC arropan a Jaume Collboni como candidato a la alcaldía de Barcelona

«Barcelona, Cataluña, Gobierno de España». Por este orden quieren asaltar los socialistas las principales plazas de poder en el largo ciclo electoral que se avecina y que empieza en 2023. Un arranque que pasa irremediablemente por la capital catalana, donde el PSOE dirige todos los focos con el objetivo de que Jaume Collboni arrebate la alcaldía de la ciudad a Ada Colau, como así se conjuraron ayer en un acto unitario que contó con la presencia de Pedro Sánchez y del líder del PSC, Salvador Illa, además del ministro Miquel Iceta, los principales cuadros del partido en Barcelona y un auditorio desbordado con 2.500 militantes.

Y para hacerlo, los socialistas se proyectan como una «fuerza tranquila» tras los convulsos años del «procés» en Cataluña, una definición que lanzó Salvador Illa después de entrar con dureza en el cuerpo a cuerpo contra el PP de Alberto Núñez Feijóo por la fallida reforma del Consejo General del Poder Judicial (CGPJ): «A partir de ahora, las lecciones de constitucionalismo y las lecciones de patriotismo las vamos a dar los socialistas. ¿Qué se han creído? ¿Qué se han pensado? España es de todos. La Constitución se cumple entera», añadió visiblemente airado. De hecho, el exministro de Sanidad y líder de la oposición en el Parlament no rehuyó ninguno de los asuntos de calado que afrontan los socialistas en lo que queda de legislatura y se mostró especialmente duro con los populares, al elevar el tono de sus críticas y tratar de blindar así a Sánchez. «Basta del chantaje de la derecha», reiteró de nuevo sobre el CGPJ.

En clave catalana, Illa también reivindicó la apuesta del presidente del Gobierno por el diálogo y echó en cara al Ejecutivo de Pere Aragonès que no haga lo mismo con los partidos catalanes.

«El PSC quiere ordenar la política catalana, dañada por las pugnas entre partidos que después de haber hundido Cataluña todavía quieren dar lecciones y que es la garantía de que la Generalitat tendrá un presupuesto», avisó.

Operación Barcelona

Un mensaje de unidad y firmeza que los socialistas buscan proyectar también alrededor de la figura de Jaume Collboni. El alcaldable por Barcelona recibió ayer el apoyo de todo el partido con Sánchez a la cabeza, quien se puso a su disposición para intentar reconquistar el Ayuntamiento de la capital catalana, la joya de la Corona en las próximas elecciones locales.

Collboni recogió el guante y se mostró confiado en poder liderar una nueva etapa al frente de la ciudad a partir de primavera de 2023. «Me ofrezco a ser el alcalde de la Barcelona del futuro, me ofrezco a darlo todo para dar los mejores años de la historia de la ciudad de Barcelona». «Mi talento, mi pasión, conocimiento y esfuerzo», proclamó tras defender un gobierno municipal que ponga a la ciudad «por encima de todo y no la utiliza como instrumento ni moneda de cambio para nada ni para nadie». Un mensaje contra ERC y un aviso a navegantes ante Colau –con quien ahora gobierna y él es primer teniente de alcalde– y al entorno de Unidas Podemos.

«Ha llegado el día» en que los socialistas están «más cerca de ganar las elecciones en España, en Cataluña y en Barcelona», con un proyecto «reconstruido» para volver a ser «referente mayoritario de la gente que quiere políticas útiles», radiografió Collboni tras repasar los años de «travesía en el desierto» del PSC, superados con la importante victoria de Salvador Illa en las elecciones autonómicas de 2021 al ser primera fuerza en escaños y votos pese a no poder gobernar. «Después de Barcelona, Illa será el president de la Generalitat», zanjó en este sentido.

Collboni presentó su proyecto político, «la Barcelona del Sí», en un acto en el que también recibió el apoyo de los ex alcaldes socialistas de la ciudad, Joan Clos y Jordi Hereu, entre otros ediles de varias poblaciones de la demarcación de Barcelona y del cinturón metropolitano –Sant Boi, Santa Coloma, L’Hospitalet, Cornellà o Badalona, por ejemplo– la gran zona de influencia que los socialistas buscan revalidar y ampliar en 2023.

Vivienda, seguridad y civismo, la hoja de ruta

Jaume Collboni esbozó ante la plana mayor del PSC y del propio Pedro Sánchez su hoja de ruta para Barcelona, ciudad que conoce a la perfección tras haber estado en el equipo de gobierno a lo largo de dos legislaturas. El candidato socialista situó entre sus prioridades de gobierno la vivienda. «El problema estructural más importante de Barcelona», señaló ante los altos precios y la escasez de la oferta, a la vez que recordó las ayudas del Gobierno en pisos sociales ante la inacción de la Generalitat. Collboni también pondrá el acento en el civismo, la seguridad y «las oportunidades económicas, especialmente para la gente joven», tres aspectos que los socialistas buscan liderar ante el papel de Colau.