A Tu Salud

Tecnología

Investigadores de la Universidad de Barcelona identifican una proteína importante para la esperanza de vida y el envejecimiento

El estudio se basó en un seguimiento detallado de ratones, con el inmunorreceptor CD300F y sin él en su sistema inmune, durante treinta meses

Luzán 5 se ha apoyado en su propio equipo de consultores científicos, pedagógicos y tecnológicos.
Investigadores de la Universidad de Barcelona identifican una proteína en ratones decisiva para la esperanza de vidaLuzan 5La Razón

Un equipo de investigadores de la Universidad de Barcelona ha dado un paso significativo hacia la comprensión de la esperanza de vida y el envejecimiento saludable, identificando una proteína clave presente en células del sistema inmune de ratones. La proteína en cuestión, conocida como el inmunorreceptor CD300f, ha demostrado ser determinante en la longevidad y la prevención de enfermedades asociadas al envejecimiento. La ausencia de esta proteína en modelos animales resultó en una disminución de la esperanza de vida, así como en la aparición de patologías vinculadas al deterioro cognitivo y el envejecimiento prematuro, especialmente en hembras.

El líder del estudio, Hugo Peluffo, miembro de la Facultad de Medicina y Ciencias de la Salud de la Universidad de Barcelona, señaló que "las alteraciones en células del sistema inmune, como los macrófagos y la microglía, pueden influir en el envejecimiento saludable en ratones". Comprender el papel del inmunorreceptor CD300f y de las células mieloides del sistema inmune en este proceso podría abrir nuevas perspectivas para el diseño de estrategias de regulación. Peluffo sugirió la posibilidad de utilizar el inmunorreceptor CD300f como diana en biomedicina y destacó que ciertas variantes de esta proteína podrían servir como "biomarcadores en pacientes".

El estudio, publicado en la revista 'Cell Reports', se basó en un seguimiento detallado de cohortes de ratones durante treinta meses, permitiendo observar el envejecimiento real sin recurrir a modelos acelerados. Los resultados revelaron que la ausencia del inmunorreceptor CD300f provocó prematuramente patologías asociadas al envejecimiento, con efectos más pronunciados en hembras. Este descubrimiento no solo arroja luz sobre los mecanismos de envejecimiento en ratones, sino que también podría tener implicaciones para comprender la neurodegeneración en humanos.