La juez de Erial retoma las declaraciones el 30 de junio

El expresidente Olivas y la esposa e hijas de Eduardo Zaplana, citadas a declarar

La mujer de Zaplana, Rosa Barceló (izquierda), y su hijas, en una imagen de archivo
La mujer de Zaplana, Rosa Barceló (izquierda), y su hijas, en una imagen de archivo

La juez que investiga al expresidente de la Generalitat Eduardo Zaplana y a varios de sus colaboradores por un supuesto cobro de once millones de euros en comisiones ilegales, en la conocida como causa Erial, tiene previsto retomar las declaraciones el próximo 30 de junio y el 14 de julio . Estas declaraciones se aplazaron el pasado mes de abril a raíz de las instrucciones impartidas por el órgano de gobierno de los jueces, el Consejo General del Poder Judicial, y que dejaron en suspenso todos los procedimientos que no tuvieran carácter de urgencia porque afecten a derechos fundamentales.

En esta nueva tanda de declaraciones se interrogará a catorce personas, entre ellas, la esposa e hijas de Eduardo Zaplana, así como su yerno, o el expresidente de Bancaja y también de la Generalitat, José Luis Olivas. También estaba prevista la declaración del exdirector general de la Policía, Juan Cotino, fallecido durante la pandemia de covid-19.

Con la prescripción de la nueva fecha se da por sentado que la juez instructora va a rechazar la petición cursada por la defensa de Zaplana para que se inhibiera de la causa y ésta pasara a la Audiencia Nacional atendiendo a que los delitos de los que le acusa la Guardia Civil se habrían cometido fuera del territorio nacional.

De no cambiar el protocolo de entrada en la Ciudad de la Justicia, las personas citadas a declarar en una causa deben esperar no solo fuera de la sala de vistas, sino también fuera del edificio, por lo que desde el órgano judicial se ha propuesto a los que se vayan a acoger a su derecho a no declarar, que lo digan antes para evitar su espera en la calle durante horas, aunque de momento, parece ser que todos los citados tienen intención de declarar.