¿Cómo evolucionará la “nueva normalidad”?

La Generalitat valenciana revisará la evolución de la pandemia antes de flexibilizar cualquier medida. Los aforos de los espacios cerradas tardarán en ampliarse

«El virus aún está presente». El presidente de la Generalitat, Ximo Puig, no se cansa de repetirlo y mientras articula medidas para lograr que la «nueva normalidad» se parezca cada día más al modo de vida anterior a la pandemia, pide mucha responsabilidad individual, higiene de manos, el uso de las mascarillas y propiciar la máxima ventilación en todos los espacios cerrados.

Incluso con estos protocolos, Puig tuvo que admitir que se producirán rebrotes y por ello, hay poder actuar de la manera más precoz posible y cuando se detecten nuevos casos, «encapsularlos».

De momento, el presidente pudo dar ayer una noticia muy relevante para controlar la evolución de la pandemia. Se ha logrado recuperar un «alto nivel de trazabilidad» en los nuevos contagios registrados durante las últimas semanas y ahora el objetivo es no perderla.

¿Mejorar la normalidad?

El DOGV publicó el pasado sábado el decreto que regula las medidas de la «nueva normalidad». Como regla general, el aforo de todos los establecimientos es del 75 por ciento y el uso de la mascarilla es obligado cuando no se pueda garantizar la separación de un metro y medio.

El Consell estudiará diariamente la evolución de la pandemia para comprobar si se pueden ir suavizando medidas. Las actuales permanecerán, como mínimo, una semana.

Uno de los sectores que ha salido más perjudicado con este decreto es el del ocio nocturno. El aforo para las discotecas es de un tercio y además, está prohibido utilizar las pistas de baile.

Fuentes de la Generalitat, explicaron que no está previsto que estas condiciones se modifiquen a corto plazo, debido principalmente a que la trasmisión del virus es más rápida en los lugares cerrados. La ventilación de los espacios se ha convertido en una cuestión que se considera crucial para atajar su propagación.

Por este motivo, las primeras condiciones que se mejorarán son las de los espacios abiertos. Se irán ampliando los aforos de las actividades que se pueden realizar al aire libre. No obstante, las medidas actuales durarán, como mínimo una semana. A partir de enfonces, los cambios podrán producirse en función de la evolución de la pandemia.