Sin guantes ni mascarillas y remendando batas

CSIF denuncia la falta de material sanitario en el Clínico, La Fe y el Doctor Peset. Sanidad niega las carencias y afirma que hay «stock»

La Comunitat Valenciana cuenta con reservas para cubrir las necesidades de material sanitario de los próximos seis meses. Así lo aseguraba a principios de junio el presidente de la Generalitat Valenciana, Ximo Puig, durante su visita a Feria Valencia, donde se almacena gran parte del suministro en 15.000 metros cuadrados.

No obstante, desde el colectivo de profesionales sanitarios siguen denunciando el déficit de guantes, mascarillas y batas en los centros hospitalarios, lo que, en ocasiones, complica su trabajo y pone en riesgo su salud.

En concreto, desde la Central Sindical Independiente y de Funcionarios (CSIF) advierten de que en los hospitales Clínico y Doctor Peset de Valencia faltan guantes, mientras que en La Fe la carencia es de mascarillas. Asimismo, lamentan que los profesionales se vean obligados a cortar las perneras de los monos EPI (equipos de protección individual) para reconvertirlos en batas. Critican, además, la falta de información acerca del «stock» de material. «Nos dicen que hay suficiente, pero no especifican».

Al respecto, según el presidente provincial del área de sanidad del CSIF, Fernando García, debido a las circunstancias los trabajadores «se ven forzados a cortar monos, que no son impermeables, para convertirlos en batas. Además siguen faltando mascarillas FFP2 y FFP3. Y no solo eso. Nos falta transparencia por parte de la Conselleria de Sanidad acerca del material que entra en la plataforma centralizada habilitada en la feria de muestras y de lo que sale de los centros de salud y hospitales. No se nos pasa la información real».

Sanidad lo niega

Por su parte, desde la Conselleria de Sanidad niegan los hechos y aseguraron que en «La Fe actualmente no existen problemas de déficit de mascarillas. Tampoco se tiene problemas de batas ni hay constancia de que los profesionales se vean obligados a cortar las perneras de los monos EPI para reconvertirlos en batas».

Asimismo, el Departamento de Ana Barceló niega ningún tipo de desabastecimiento en el Clínico «que haya tenido repercusión en la asistencia. El ‘stock’ de guantes disponibles permite desarrollar la actividad con normalidad en estos momentos».

Según dijo Puig hace unas semanas, la Generalitat dispone, entre otros equipos, de 102 millones de guantes, 60 millones de mascarillas, 6 millones de batas, 3 millones de calzas, 2 millones de gorros, 640.000 delantales y 610.000 buzos.