La Abogacía del Estado estudiará el uso de simbología preconstitucional en la marcha de España 2000

La Delegación del Gobierno pide que se estudie si la concentración de Valencia incumplió la ley de memoria histórica y Compromís pide prohibir la exhibición de símbolos nazis

La Delegación del Gobierno en la Comunitat ha pedido un informe a la Abogacía del Estado por si el uso de simbología preconstitucional en la manifestación de España 2000 de este lunes en el barrio valenciano de Benimaclet “fuese contraria a la legislación sobre Memoria Histórica”.

La Delegación del Gobierno responde así a la polémica generada por la marcha con antorchas que el partido ultraderechista llevó a cabo por calles de ese barrio, fuertemente escoltado por un amplio dispositivo policial que además impidió que una contramanifestación de colectivos de izquierda coincidiera con aquella.

“En las manifestaciones del pasado lunes en el barrio valenciano de Benimaclet no existían comunicaciones contrarias a su realización puesto que las concentraciones opuestas discurrían por sitios distintos, lo suficientemente alejados entre sí y, además, se dispuso de un adecuado dispositivo policial”, señala el comunicado.

La delegada del Gobierno en la Comunitat Valenciana, Gloria Calero, “mantendrá en breve un encuentro con la consellera de Participación, Transparencia, Cooperación y Calidad Democrática, Rosa Pérez Garijo, para analizar los hechos”.

Prohibir la exhibición de simbología nazi

El diputado de Compromís en el Congreso, Joan Baldoví, ha recordado este martes al ministro de Transportes, Movilidad y Agenda Urbana, José Luis Ábalos, que en València “las alarmas saltaron hace mucho tiempo” con la extrema derecha y ha instado al Ejecutivo a cambiar la ley de memoria histórica para impedir la exhibición de símbolos nazis y fascistas en las calles.