“Con el coronavirus, tenemos que ‘resignificar’ el concepto de las Navidades”

La vicedecana del Colegio de Psicología de la Comunitat Valenciana insta a desdramatizar y a escucharnos más unos a otros

A falta de dos meses para la celebración de las Navidades, son muchas las familias que están pensando ya en cómo se organizarán en estas fechas tan señaladas, que este año estarán inevitablemente marcadas por la pandemia: dónde comerán, cuántos serán, cómo se colocarán en la mesa... Un sinfín de interrogantes que generan en la mayoría de personas desasosiego, intranquilidad, tristeza o incluso cierta ansiedad.

Ante unas Navidades que serán claramente atípicas, la vicedecana del Colegio de Psicología de la Comunitat Valenciana, Concepción Sánchez Beltrán, ofrece una serie de consejos para pasar estos días de la manera más tranquila y saludable -mentalmente hablando- posible.

En primer lugar, explica Sánchez, se trata de mentalizarnos de que no van a ser unas Navidades al uso, sino que serán muy diferentes de las que hemos vivido hasta ahora. “Vamos a tener que lidiar con la pandemia, pero no solo, sino también con todos los aspectos emocionales que se derivarán de las situaciones que se van a producir. Vamos a tener que aceptar y poner en funcionamiento las nuevas formas de interrelacionarnos que ya hemos aprendido durante estos meses, como son los encuentros de una forma virtual, a través de las redes sociales".

Por otra parte, la psicóloga aconseja desdramatizar. “Está claro que es una situación triste, pero tenemos que pensar que no va a ser eterna. Hay que evitar los pensamientos tremendistas, que nos alejan de la realidad, siendo cuidadosos y responsables”.

En tercer lugar, Sánchez pide relativizar, no darle a estos días más importancia de la que tienen. “Parece que en Navidad todo es precioso e ideal, y no tiene por qué ser así, de hecho hay mucha gente que lo pasa mal en Navidad, personas para las que la pandemia puede incluso ser la excusa perfecta para no reunirse, por lo que puede ser un alivio”.

Además, recuerda que el ser humano tiene una gran capacidad de adaptación ante los cambios. “El ser humano ha sido capaz de hacer frente a numerosas dificultades a lo largo de la historia: guerras, desastres naturales... y sabemos salir reforzados de este tipo de situaciones”.

Por eso, aconseja no refugiarse en la apatía, ni estar rumiando o quejándose, “esa actitud solo nos va a generar más malestar”.

La psicóloga recomienda también ser creativos a la hora de pensar en posibilidades para reunirse con las personas a las que queremos de manera que no sea un riesgo, buscar alternativas y tener una actitud positiva.

Con respecto a las personas más vulnerables durante estos días, como pueden ser las personas mayores o los niños, Concepción Sánchez aconseja “escucharles sin intentar cambiar su estado de ánimo, solo comprendiendo” y pensando en alternativas para entretenerles, aunque sea a través de una videconferencia. “Lo más importante es que se sientan atendidos y que les mostremos interés. Poniendo los sentimientos encima de la mesa se puede buscar remedio".

La vicedecana de los psicólogos indica que “lo que habría que hacer es resignificar estas Navidades atípicas y darles un sentido mas positivo, resaltando lo novedoso y lo bueno, no quedándonos en la nostalgia, de cómo eran antes los encuentros, darle ese cariz positivo”.

Subraya que “quedarse con lo positivo no implica obviar los problemas o no tener malos momentos, sino intentar superarlos”.