El Ramadán y el Año Nuevo chino ralentizan las exportaciones valencianas en marzo y abril

El número de certificados de origen con destino a China ha retrocedido un 62 %

La falta de disponibilidad de contenedores es otra de las causas de la ralentización
La falta de disponibilidad de contenedores es otra de las causas de la ralentizaciónUPV UPV

La evolución de las exportaciones valencianas se ha ralentizado en abril por factores como la festividad del Ramadán, el Año Nuevo chino, el encarecimiento de los fletes marítimos y la escasez de materias primas, según explican desde la Cámara de Comercio de Valencia.

Estos factores están impidiendo un mayor ritmo de crecimiento de las exportaciones ya que, aunque el número de certificados emitidos en marzo y abril de este año superan los registrados en los mismos meses de 2020, las cifras alcanzadas se mantienen aún por debajo de los niveles de 2019 (en un 11 %), según esta institución.

La festividad del Ramadán (del 12 de abril al 12 de mayo este año) reduce el ritmo de actividad en las sociedades musulmanas, y seis de los siete primeros países para los que se emiten certificados de origen son de mayoría musulmana (Arabia Saudí, Emiratos Árabes Unidos, Qatar, Argelia, Turquía y Egipto) y absorben el 40 por ciento del total.

Destaca el notable retroceso respecto a los niveles de 2019 del número de certificados para Arabia Saudí (-42 %), EAU (-61 %) o Qatar (-38 %).

La excepción la protagonizan Turquía y Egipto, que registran importantes aumentos, no sólo con respecto a abril de 2020 sino también respecto al mismo mes de 2019 (del 173 % y 32 % respectivamente).

En el caso de Argelia, el número de certificados se acerca a los niveles de abril de 2019.

Sobre el calendario de festivos, el informe se refiere al año nuevo chino que se celebró en febrero.El aumento de los fletes de transporte marítimo en los últimos meses, especialmente con Asia, debido fundamentalmente al aumento del precio del petróleo, la congestión en las principales rutas del Este y Oeste, la escasez de contenedores vacíos y la previsión de una demanda de carga fuerte de tráfico marítimo ante el crecimiento de la demanda por parte de China y de otros países del Sudeste Asiático es otra de las causas.

En consecuencia, las exportaciones a China y el Sudeste Asiático se han visto ralentizadas por las festividades y también por el encarecimiento de los fletes y la falta de disponibilidad de contenedores.

En el mes de abril, el número de certificados de origen con destino a China ha retrocedido un 62 % respecto al mismo mes de 2019, y un 24 % respecto a abril de 2020.

Por último, la escasez de materias primas y el notable incremento de sus precios desde finales de 2020 está afectando al ritmo de producción de algunas empresas, generando mayores incertidumbres y retrasando la toma de decisiones sobre la estrategia de producción y comercialización.