Valencia recibirá su primer crucero postpandemia el 27 de junio

La Cámara de Comercio apuesta por la «digitalización» como vacuna del sector turístico

Turistas de crucero a su llegada al puerto de Valencia
Turistas de crucero a su llegada al puerto de Valencia

Desde el 8 de marzo del año pasado, ningún crucero ha vuelto a atracar en aguas valencianas. Lejos quedan aquellas imágenes de cientos de turistas recién llegados en los barcos disfrutando del centro de la ciudad. Pero aquellas instantáneas pronto volverán a repetirse porque el próximo 27 de junio Valencia volverá a recibir un crucero.

Así lo anunció ayer la responsable de cruceros de la Autoridad Portuaria de Valencia (APV), Francesca Antonelli, quien mostró su satisfacción por recibir este barco de la naviera alemana TUI, que hará un itinerario nacional y que vendrá del puerto de Alicante para después zarpar hacia Barcelona.

Antonelli señaló que desde el Puerto de Valencia prevén recibir los primeros cruceros internacionales en julio, y recordó que el Ministerio de Transportes, Movilidad y Agenda Urbana levantó el pasado sábado la prohibición para que los cruceros internacionales puedan atracar en los puertos españoles, con efectos a partir del día 7 de junio.

Pero el levantamiento de la prohibición «no significa que a primeros de junio vayamos a ver los primeros buques, porque las navieras han de rehacer todos sus itinerarios, han de contratar, aprovisionar y poner a la venta esos camarotes», apuntó, y afirmó que «les llevará algunas semanas llegar a Valencia».

La responsable de cruceros sostuvo que el sector esperaba este momento «con mucha urgencia», y subrayó que el impacto económico global que ha dejado la ausencia de este tipo de turismo en la ciudad de Valencia se cifra en 70 millones de euros.

Nuevas formas de viajar

La pandemia lo ha cambiado todo, también la forma en la que viajaremos, al menos, en el futuro más próximo. Por ello, la Cámara de Comercio de Valencia ha elaborado un informe en el que apunta las claves del éxito para el turismo.

La digitalización del sector será una herramienta importante para la desestacionalización del turismo en la Comunitat Valenciana, dependiente del modelo de sol y playas. En este sentido, apunta el informe, el big data permite conocer mejor a los visitantes, sus gustos y sus demandas, lo cual facilita una oferta personalizada.

Además, la realidad virtual da la oportunidad a los operadores turísticos de acercar su producto a los potenciales turistas antes de que viajen y generar nuevas experiencias ya en el lugar de destino. Los dispositivos de realidad virtual se asoman como una alternativa a los viajes internacionales.

La experiencia es el elemento crucial: desde la personalización de la oferta, hasta la organización del viaje con realidad virtual o el uso de la tecnología para evitar esperas y barreras durante el trayecto.

La desmasificación y la adaptación de los servicios y recursos a las demandas de los visitantes colaboran en los objetivos de sostenibilidad del sector para los próximos años.

La inteligencia artificial responde a las preferencias del cliente y lo fideliza. Automatiza los procesos reduciendo tiempos y cargas de trabajo. El blockchain, introducido ya en aeropuertos y aerolíneas, acelera los flujos de trabajo de forma segura y mejora la experiencia de los usuarios.

Por último, el turista valora la omnicanalidad de los servicios para agilizar los trámites y la búsqueda de información.