El ocio nocturno declara ser “la cortina de humo” que justifica los errores del Consell

El sector hostelero valenciano denuncia la “criminalización” del ocio reglado en un botellón simbólico

GRAFCVA7039. VALENCIA, 08/07/2021.-- Pymes del ocio y la hostelería, convocadas por la Coordinadora Empresarial de Ocio y Hostelería de la Comunidad Valenciana (CEOH) escenifican un botellón ante la sede de Les Corts Valencianes para reclamar "medidas efectivas para frenar los contagios y amparo económico". EFE/Biel Aliño
GRAFCVA7039. VALENCIA, 08/07/2021.-- Pymes del ocio y la hostelería, convocadas por la Coordinadora Empresarial de Ocio y Hostelería de la Comunidad Valenciana (CEOH) escenifican un botellón ante la sede de Les Corts Valencianes para reclamar "medidas efectivas para frenar los contagios y amparo económico". EFE/Biel Aliño BIEL ALIÑOEFE

A gritos de “Barceló dimisión”, la CEOH (Coordinadora Empresarial de Ocio y Hostelería de la Comunitat Valenciana) ha organizado esta mañana un botellón simbólico frente a les Corts en el que se acusaba a la Generalitat de culpar al ocio nocturno de los repuntes entre adolescentes tras la retirada del toque de queda el 7 de junio. Según la directiva de la Coordinadora, el Consell ha realizado una “negligente actuación” respecto a la regulación del ocio reglado, en la que no se han visto frenados los botellones donde se produce “el mayor número de contagios”.

El presidente de la Coordinadora de Ocio y Hostelería de la Comunidad Valenciana Lalo Díez ha comunicado que el colectivo hostelero formó una mesa de negociación con la Conselleria, pero que se reunieron únicamente una vez, y que esta misma tomará hoy una decisión “sin haberse sentado a hablar con la patronal” previamente. En la última reunión con la Consellera de Sanidad se confirmó que la incidencia acumulada no era determinante para aplicar restricciones, pero que la presión hospitalaria sí lo sería, narra Lalo Díez, “ahora no es así”.

Declaran haber presentado alternativas como incrementar el número de mediadores sociales y campañas de concienciación o instalar test de antígenos a las puertas de establecimientos, pero que no han sido adoptadas.

La hostelería lleva ya casi 17 meses soportando una pandemia, con horario y aforo limitado, e informa el portavoz de la CEOH, Vicente Pizcueta, de que “apenas han sobrevivido 1.000 empresas”. “Avisamos de que si el ocio nocturno no abría hasta más tarde de las dos de la madrugada se generarían botellones desmesurados”, donde “se comparten vasos y no encontramos mascarillas”, mientras la gente en los establecimientos “está sentada en las mesas”. “Le estamos exigiendo a gente de 20 años que tenga la misma de responsabilidad que la de 60″.

La CEOH ha solicitado en la concentración de esta mañana apoyo en centros de salud y en los diferentes cuerpos de seguridad para que sean capaces de frenar los botellones. “Cada vez que empeoran los datos sanitarios se criminaliza a este sector, pero no somos responsables de lo que suceda en la vía pública”, manifiestan. La Coordinadora considera que las fiestas clandestinas y las concentraciones multitudinarias han resultado más dañinas que pubs y discotecas regulados con protocolo.

Pizcueta ha explicado que la actuación irresponsable de algunos establecimientos en concreto no representa a todo el sector “altamente inspeccionado”, y que el verdadero problema se encuentra en que “por cada persona que acude al ocio reglado tenemos 100 en un botellón sin mascarilla”.