El aumento de alumnos de FP no cubre la demanda de prácticas que demandan las empresas de Castellón

Este curso se han creado 25 nuevos ciclos formativos

Los ciclos de Formación Profesional no cubren toda la demanda
Los ciclos de Formación Profesional no cubren toda la demandaAYUNTAMIENTO DE PIÉLAGOS AYUNTAMIENTO DE PIÉLAGOS

El aumento de alumnos de ciclos formativos (FP) que ha experimentado en los últimos años la provincia de Castellón no cubre el auge de la demanda de prácticas formativas que los centros educativos reciben por parte de las empresas.

Pese a que según los datos de la Conselleria de Educación hay más alumnos que nunca en ciclos formativos en la provincia, la distribución de los estudiantes que realizan la formación de 400 horas en centros de trabajo —conocida como prácticas de FP— entre cada vez más empresas que lo solicitan, hace que pese a contar con más estudiantes disponibles, las empresas “toquen a menos alumnos cada año”, según explican fuentes de la Conselleria que encabeza Vicent Marzà.

En los últimos cinco años y medio el Gobierno valenciano ha incrementado en un 25 por ciento las plazas de ciclos formativos en las comarcas de Castellón con respecto al último curso académico gestionado por la administración del Partido Popular (2015-2016).

De hecho, en el curso recién terminado de 2020-2021 Educación apostó por crear 25 nuevos ciclos en la provincia y añadir un nuevo ciclo especializado. Una tendencia al alza que continuará para el próximo curso (2021-2022), en el que la Generalitat prevé “la mayor ampliación de oferta formativo de los últimos años: 900 plazas más distribuidas en 28 nuevos ciclos formativos y tres cursos de especialización”.

Por lo que respecta al número de alumnos, el curso ya finalizado en Castellón ha contado con 11.424 estudiantes en FP, el número más alto de la historia según Conselleria con un 13,6% más de alumnado que año anterior.

El sector de la construcción no atrae, especialmente a las mujeres

Pese a todo, en los dos últimos años la oferta de formación profesional de la provincia tan solo ha cubierto de media el 71 % del total de las plazas ofrecidas, un porcentaje que se reduce considerablemente en el caso de los ciclos relacionados con el sector de la construcción, donde cada vez es más acuciante la falta de mano de obra profesional.

Los ciclos formativos de la rama profesional de Edificación y Obra Civil que se han podido realizar en Castellón en los dos últimos cursos académicos son ‘Mantenimiento de viviendas’ y ‘Vidriería y alfarería’ en los grados básicos; ‘Fabricación de productos cerámicos’ en el nivel medio; y ‘Técnico superior en desarrollo y fabricación de productos cerámicos’ y ‘Proyectos de edificación’ en el grado superior.

En total, entre los dos últimos años académicos, los cuatro ciclos han ofertado 798 plazas, de las cuales tan solo se ha llegado a cubrir el 58,7 % de ellas. La diferencia entre alumnado masculino y femenino también es más severa en este sector (solo un 21,5 % de los estudiantes son mujeres) que en la media de FP en la provincia (con una media de un 44 % de mujeres en las aulas).

La explicación de las fuentes de Conselleria de Educación sobre el bajo interés del alumnado en el sector de la construcción como salida profesional es que, peses a la alta demanda profesional, “todavía no opta por este tipo de formación debido a que en su memoria reciente aún está el impacto de la crisis de la construcción de hace más de una década”.