Un tsunami de contagios desborda la Atención Primaria en la Comunidad Valenciana

La oposición exige a la Generalitat que concierte con laboratorios privados las pruebas de covid y test de antígenos

Una técnico sanitaria realiza una prueba PCR este jueves en el parque tecnológico de Paterna donde se registran largas colas para la obtención de resultados en 24 horas
Una técnico sanitaria realiza una prueba PCR este jueves en el parque tecnológico de Paterna donde se registran largas colas para la obtención de resultados en 24 horas FOTO: Kai Försterling EFE

Lo advirtieron los médicos. La Atención Primaria iba a colapsar en esta sexta ola. En los centros de salud de la Comunitat Valenciana no dan abasto a coger el teléfono. Muchas de estas llamadas se deben a posibles casos de coronavirus, ya que es el médico de cabecera quien debe autorizar que se realicen test de antígenos o PCR.

Sin embargo, salvo que se anule alguna cita, las agendas están llenas hasta la primera quincena de enero. Como vía alternativa, la Conselleria de Sanidad creó una aplicación exclusivamente para atender casos de coronavirus, pero el resultado es el mismo.

Después de dejar sus datos, se le mostrará un mensaje pidiéndole que se quede confinado y, de nuevo, será su médico de cabecera el que atienda la consulta. Cuándo le devuelva la llamada dependerá del número de pacientes y de urgencias que tenga ese día, aunque este hará lo humanamente posible para responderle.

Llegado a este punto se encontrará con otra limitación. Una, si hay cita disponible para que le practiquen una PCR o un test de antígenos, y dos, el criterio del médico, que decidirá si es necesaria hacerla.

De entrada, el protocolo actual de la Conselleria de Sanidad marca que solo se le practique a los convivientes de un positivo. Es decir, no se contempla la posibilidad de que, por poner un ejemplo, se haga a todos los que compartieron mesa el día de Navidad sin saber que entre ellos, alguno daría positivo tan solo unos días después.

Las características de la variante Ómicron, que pueden confundirse con un catarro, sumado a las celebraciones de Navidad, dispararon la venta de test de antígenos en las farmacias y también la solicitud en los centros privados para aquellos que podían permitirse los 100 euros que de media cuesta hacerse una PCR.

Es más, las farmacias de la Comunitat Valenciana vendieron 442.672 unidades de test de antígenos en la semana previa a Navidad, del 13 al 19 de diciembre, que fueron 271.972 más que la semana anterior (del 7 al 13). Es decir, el incremento fue del 60 por ciento.

El precio de los mismos ha ido subiendo al compás de la demanda y si antes de la semana de Navidad rondaban los seis euros, ahora se venden por casi nueve.

Cribados masivos

La Generalitat valenciana nunca ha sido partidaria de realizar test masivos. No lo hizo en la tercera ola y prefirió imponer más restricciones. La oposición, ya entonces, le pidió, sin éxito, que se pusiesen en marcha cribados masivos. Ahora, tanto PP como Ciudadanos insisten en la necesidad de ampliar la capacidad del sistema sanitario público para realizar pruebas covid.

Desde la Conselleria de Sanidad aseguran que no hay nada descartado y que se están evaluando qué medidas se pueden llevar a cabo para hacer frente al constante incremento de contagios.

El presidente del PPCV, Carlos Mazón, pidió el lunes al presidente de la Generalitat, Ximo Puig, que se instalen puntos a los que los ciudadanos puedan acudir para hacerse estas pruebas. Sería una infraestructura similar a la que se ha desarrollado con la vacuna, que ya cuenta con puntos fijos en los que es necesario acudir con hora.

Así mismo, Ciudadanos reclamó la contratación de más personal para realizar pruebas diagnósticas y llevar a cabo convenios con laboratorios concertados para que pueda funcionar el rastreo.

Además, la portavoz del PP en València, María José Catalá, pidió al alcalde Joan Ribó, que alce la voz ante la Generalitat y exija una solución ante el colapso y saturación que se está viviendo en los centros de salud de la ciudad donde se producen grandes colas.