Economía

Juan Roig: “Tenemos mercancía más que suficiente, no va a faltar ningún producto”

El presidente de Mercadona condena la guerra y muestra su solidaridad con el pueblo ucraniano

Por tercera vez consecutiva, tras dos años en los que la pandemia ha sido la protagonista, el presidente de Mercadona, Juan Roig, ha arrancado la rueda de prensa de resultados de la empresa con un tema ajeno a la compañía y vinculado, por fuerza, a la actualidad. En esta ocasión, la guerra de Ucrania está marcando de manera ineludible el panorama político, económico y, especialmente, el alimentario.

Ante las compras por acopio que se vienen produciendo en las últimas semanas por el miedo del consumidor al desabastecimiento, el presidente de Mercadona ha sido claro: “Quiero garantizar que la cadena agroalimentaria española y portuguesa son muy fuertes, problemas de falta de productos no va a haber, no hay problemas de desabastecimiento”.

Ahora bien, ha dicho, “tenemos mercancía más que suficiente, pero si la gente compra mucho de una cosa, se acaba”, ha señalado, con el ejemplo de que “si llegan tres autobuses de turistas a un supermercado de Mercadona y todos quieren ‘fartons’, lógicamente se van a acabar, pero al día siguiente o a los dos días volverá a haber ‘fartons’”.

Por eso, ha pedido tranquilidad al consumidor, y ha recordado a los “especuladores” que “ser honesto es más rentable a largo plazo”.

Roig ha asegurado que el actual escenario de guerra era “inimaginable”, como el covid, y las empresas, en estas circunstancias “tienen que tomar decisiones, todas necesarias, muchas molestas y algunas impopulares”. En este sentido, ha recordado que “nuestra máxima es que los ingresos tienen que ser superiores a los gastos”.

El presidente de Mercadona ha condenado la guerra en Ucrania y ha mostrado su “solidaridad con el pueblo ucraniano y con su gran presidente que está dando la cara y jugándose la vida”.

Por lo que respecta a la restricción en la compra de botellas de aceite de girasol ante los problemas de abastecimiento, ha señalado que “no nos gustan las restricciones, pero nos gusta menos que no haya productos, así es que entre la opción mala y la peor, nos quedamos con la mala”.

En este sentido, y preguntado por unas declaraciones que realizó en 2011 en las que animaba a los agricultores españoles a plantar semillas de girasol, ha señalado que en aquel momento “aprendimos que zapatero a tus zapatos. Estamos intentando que la gente plante girasoles, porque tenemos un déficit muy grande. Yo quería pero no está dentro de nuestra misión”.