La Guardia Civil considera un éxito evacuar a 50.000 “meduseros” en 40 minutos

De momento, no se ha presentado ninguna denuncia por los hechos

El capitán de la Compañía de la Guardia Civil de Sueca (Valencia) atiende a los medios de comunicación en el exterior del recinto del escenario principal del Festival Medusa de Cullera (Valencia).
El capitán de la Compañía de la Guardia Civil de Sueca (Valencia) atiende a los medios de comunicación en el exterior del recinto del escenario principal del Festival Medusa de Cullera (Valencia). FOTO: Natxo Frances EFE

El responsable del puesto de la Guardia Civil en Sueca (Valencia), el capitán José Vicente Ruiz, ha asegurado este sábado que la evacuación de las cerca de 50.000 personas que se encontraban en Festival Medusa de Cullera durante la pasada madrugada se hizo en unos 40 minutos y que “fue un éxito”.

En declaraciones a los periodistas en las inmediaciones del recinto del festival, junto a la zona de la playa donde desemboca el Júcar, Ruiz ha explicado que fue alrededor de las cuatro horas cuando una fuerte racha de viento desplomó parte del escenario principal y otros elementos del interior del recinto.

Fueron unas rachas de viento inesperadas, rápidas y virulentas. Breves pero intensas”, ha detallado.

“En el propio hospital de campaña se atendió a veintiuna personas, nueve de las cuales fueron trasladadas a diversos hospitales de la provincia. Pero el recuento final de heridos será mayor, porque hubo traslados con vehículos particulares. Estamos haciendo el recuento”, ha explicado el capitán.

Numerosos jóvenes abandonan el recinto del Festival Medusa de Cullera (Valencia).
Numerosos jóvenes abandonan el recinto del Festival Medusa de Cullera (Valencia). FOTO: Natxo Frances EFE

Este responsable ha insistido en calificar de éxito la evacuación del recinto del Medusa, una operación coordinada por la Guardia Civil, Policía Local, Protección Civil y la seguridad privada del festival.

A preguntas de los periodistas, ha explicado que la Guardia Civil no tiene constancia de que se declarase ningún incendio ni que hubiese desprendimientos en el escenario principal con anterioridad a este suceso.

Igualmente, ha apuntado que las instalaciones “habrían pasado los controles técnicos necesario para obtener la autorización, obviamente”, pero no ha aclarado si por parte de técnicos municipales o de la Generalitat.

El equipo de policía judicial de la Guardia Civil, en coordinación con el juzgado de guardia de Sueca, ya ha realizado las primeras inspecciones oculares y ha abierto diligencias en relación a este suceso, que ha costado la vida a un joven de 22 años.

Por el momento no se ha presentado ninguna denuncia y la Guardia Civil no tiene constancia de si el festival se suspende o sigue adelante, y está a la espera de esa decisión para “garantizar la seguridad de los asistentes, que estarán por la zona de acampada”.