Comunidad Valenciana

Bandas y bandos, así se ha construido la cultura musical en la Comunidad Valenciana

Dos de cada tres músicos de viento y percusión de la plantilla actual de la Orquesta Nacional de España son valencianos

Actuación de una banda en imagen de el ciclo "Cultura als barris"
Actuación de una banda en imagen de el ciclo "Cultura als barris" FOTO: COSOMUVAL

La mitad de las bandas de música de España son valencianas. En el registro de la Federación de Sociedades Musicales de la Comunidad Valenciana (FSMCV) hay, a día de hoy, 550 bandas federadas. Contando las no federadas, un censo realizado por esta misma institución cifraba el número total de bandas valencianas en más de un millar.

En el 95 por ciento de los municipios valencianos hay al menos una banda y es frecuente, como en el caso de Buñol, Llíria o Cullera, que sean dos las bandas de un mismo pueblo, con la consiguiente convivencia y confrontación entre ellas.

Dos de cada tres músicos de viento y percusión -los que tradicionalmente pertenecen a las bandas- de la plantilla actual de la Orquesta Nacional de España son valencianos. Esto da una idea de la enorme proyección profesional de las agrupaciones musicales de la Comunidad, cuya popularidad festiva se suma a una intencionalidad artística que las hace destacar en todo el mundo.

Feos contra litros

El sábado 20 de agosto se celebra en Buñol el conocido concierto del “Mano a mano”, donde tocan las dos históricas bandas de la localidad, “La Artística” (los feos) y “La Armónica” (los litros). Ambas surgieron a finales del s. XIX y están consideradas dos de las mejores bandas sinfónicas del mundo.

Este año Buñol celebra la 47º edición del concierto que celebra la riqueza y el patrimonio musical del municipio. En el auditorio del Paseo de San Luis a las 22.30 horas se darán cita más de 150 músicos, que librarán su particular batalla con piezas de Gustav Mahler, Toshio Mashina o Ottorino Resphigi.

Patrimonio cultural

En 2021, las sociedades musicales valencianas eran declaradas Patrimonio Cultural Inmaterial por la UNESCO, por su relevancia social, cultural, histórica y artística. Las primeras bandas, hasta la llegada de la Primitiva de Llíria, fueron militares.

Posteriormente las bandas civiles empezaron a proliferar y adquirieron un carácter festivo, alejado ya de la tradición castrense. Junto a las bandas comenzaron a crearse las primeras escuelas de educandos, cuyo objetivo era formar solfística e instrumentalmente a los futuros componentes del conjunto musical.

Poco a poco, estas escuelas se reivindicarían más allá de la banda, suponiendo una puerta de entrada a la educación musical para niños y adultos y un “conservatorio elemental”. En estas escuelas han dado sus primeros pasos la mayoría de los grandes intérpretes valencianos actuales, porque han sido el principal vehículo de la cultura en el mundo rural y los pueblos durante más de dos siglos.