La verdad: la única herramienta para luchar contra las pestes

John M. Barry publica un oportuno relato que rescata un episodio mortífero de nuestra historia tan familiar como la Gripe Española

Como se cuenta en estas páginas, el arma más poderosa contra la pandemia es la verdad así como lo más dañino es infantilizar a la ciudadanía minimizando u ocultando los hechos. Este es el relato, la historia épica, de la plaga más mortífera de la Historia acaecida en 1918: La mal llamada gripe española. No obstante, y a pesar de no ser el epicentro, fuimos uno de los países más afectados con 8 millones de personas infectadas y 300.000 fallecidas. Hoy sabemos que fue causada por un brote de influenza virus A, del subtipo H1N1, que se cobró en todo el mundo 100 millones de vidas. En el apogeo de la Primera Guerra Mundial, el virus de la gripe más letal de la historia estalló en un campamento del Ejército estadounidense en Kansas, se trasladó al este con las tropas, y mató a más personas en veinticuatro meses que lo que el VIH ha asesinado en veinticuatro años. Inicialmente, el Ejército se negó a dejar de enviar tropas de un campamento a otro, o al extranjero, en barcos de tropas que se convirtieron en buques de la muerte. Cuando finalmente se canceló la orden, la guerra había «vuelto a casa».

Concepto «influenza»

El mundo estaba sumido en una pandemia. «A pesar de lo aterradora que fue la enfermedad», escribe Barry, «la prensa lo empeoró». Se equivocaron al intentar minimizarla. El libro está muy bien concebido, se perciben las horas de investigación y está magníficamente escrito. El lector potencial no sólo es el científico sino que atraerá a los aficionados a la Historia y las estrategias políticas. Sirva decir que el concepto «influenza» rara vez aparece en el primer tercio del libro, en tanto que el autor está pintando el panorama socioestratégico y educativo previo a la Primera Gran guerra (como cuando la admisión a las facultades de medicina de USA no dependía del rendimiento académico sino del pago de la matrícula)... que, a veces, resulta un dramático déjà vu. A pesar de los avances científicos del momento las considerables víctimas de aquella pandemia fueron el resultado de decisiones equivocadas y tergiversadas por parte de los líderes militares y políticos... ¿Le suena esta música al lector?