Ana Guerra: “Versionar a Rafaella Carrá es un honor y una responsabilidad”

La tinerfeña lanza una revisión en clave latina del mítico “En el amor todo es empezar” para la película “Explota, explota”, que se estrena este viernes en cines

Cuando Ana Guerra (Tenerife, 1994) entró en la Academia de Operación Triunfo, allá por 2017, ya llevaba años dedicándose a la música. Después de pasar por varios talents e incluso llegar a actuar en el Carnaval de Santa Cruz de Tenerife, Guerra se quedó en el panorama del pop nacional gracias a su éxito “Lo malo” junto a su compañera de concurso y recientemente nominada a los Grammy Latino, Aitana.

Tras posponer, a causa de la pandemia, el lanzamiento del que sería su segundo álbum de estudio, los proyectos no le han faltado. Con el fin del estado de alarma llegaron los conciertos de la nueva normalidad y una idea: versionar a Raffaella Carrá para un musical con sus canciones. Este viernes 2 de octubre se estrena “Explota, explota”, una revisión obra del debutante Nacho Álvarez que se sirve del repertorio en español del eterno mito italiano para hablar del final de la dictadura, la llegada del destape y de las nuevas corrientes artísticas y, en definitiva y como casi todos los buenos musicales, del amor. Ana Guerra reinterpreta ahora “En el amor todo es empezar”, el original “A Far L’amore Comincia Tu”, con toques de reguetón y aires latinos para que, literalmente, la gente salga de la película a su ritmo.

- ¿Hasta qué punto era Rafaella un referente para ti antes de embarcarte en el proyecto?

- Mucho menos de lo que debería haber sido. Cuando conocí su historia me di cuenta de que llegaba un poco tarde. Aunque mejor tarde que nunca. Quizás fui más de otros estilos o quizás se debe a dónde nací, no lo sé. Me sabía sus canciones, no sabía por qué me las sabía, pero las tarareaba sola. Ahora es un referente.

- ¿Nuestra generación se ha olvidado de los grandes cantantes del pasado?

- Quiero creer que no nos hemos olvidado, que solo están presentes de otra manera. Y eso es una ventaja, porque hoy en día la música es demasiado efímera. Eso no me gusta nada. Soy consciente de que habrá gente joven que pueda pensar equivocadamente que la canción es mía. Son ese tipo de cosas que no entendíamos que cabrearan tanto a nuestros padres y nos pasan ahora a nosotros. “¿Pero cómo no puedes conocer esa canción, o ese cantante?”. No puede ser.

- ¿Por qué el país de Marisol se olvidó de hacer musicales?

- Ojalá tuviera la respuesta.

- ¿Cuál es el musical favorito de Ana Guerra?

- Me gustan mucho los musicales, y el que más “Moulin Rouge”. Primero por su elenco, pero también porque me gusta mucho el concepto de versionar canciones. También me gusta por la historia que cuenta, con esa fantasía en la que todo puede ser tan real como irreal.

- ¿Cuál es tu relación con el cine? ¿Es Ana Guerra una cinéfila?

- Lo era menos y me he vuelto un poquito más. Desde que salí de la Academia me he vuelto mucho más cinéfila, pero hay grandes clásicos que no he visto. Tengo muchas asignaturas pendientes.

- ¿Hasta qué punto has estado metida en el proceso de la canción y la película?

- Nos tocó en desescalada la creación del tema y pude estar bastante involucrada. Es de esta clase de proyectos en los que se da todo rodado y fácil. La primera versión que hicimos fue la que se quedó, y solo tardé unos 40 minutos en grabar la canción. El video también lo grabé en un estudio que me encanta. Es algo tan grande y de tanta magnitud pero que nos ha llevado tan poco tiempo…

- ¿Cómo es llenar los zapatos de “La Carrá”?

- Te entran sentimientos encontrados. Primero, como “qué maravilla tener este honor”. Pero también “qué responsabilidad más mala”. Lo bueno es que ya he podido ver la película, sin esperar hasta el 2 de octubre, y puedo estar teniendo una conversación tranquila contigo sabiendo que el resultado es bueno.

- ¿Cómo te afectado la pandemia a nivel profesional?

- Estoy tocando madera. No iba a girar, pero al final sí: he hecho Madrid, he hecho Barcelona, hice el Coca-Cola Music Experience, haré Bilbao y Alicante con todas las entradas vendidas… No puedo estar más feliz, dentro de lo malo, que me ha hecho cancelar el disco que iba a sacar a finales de año. Está todo listo, pero no quiero sacar un disco sin poder hacer las firmas que yo quiero, sin girar como yo quiero. No hay que tener prisa, no hay que correr detrás de la música. Si hay que esperar se espera para que todo vaya a mejor.

- ¿Cómo ha sido el volver a los escenarios?

- Te da la sensación de que está vacío todo el rato, pero la gente es aún más generosa y te da el triple para que tú sientas ese calor a pesar de estar en la distancia.

- ¿Cómo quieres que la gente salga del cine?

- La última escena es maravillosa y te deja pensando como what? Acaba guay, acaba muy arriba y entonces llego yo a ponerte de mejor humor (ríe). Espero que la gente se levante y diga “¿Y esto? ¿Y esta versión?". También que quiera saber más sobre Raffaella, sobre su vida y sobre su música.

- ¿Tendremos pronto a Ana Guerra en el cine?

- Who knows? Tú escupe para arriba, que te va a caer. No lo sé. Ojalá que sí.