La colosal casa de Nerón, la Domus Aurea

Nerón: ¡Bien! “Ahora por fin puedo empezar a vivir como un ser humano”

Nerón probablemente “no fue aquel monstruo descrito por los escritores antiguos”. El retrato que nos ha llegado de este personaje tan controvertido desde el mundo antiguo, es casi exclusivamente el desarrollado por la propaganda anti neroniana de la época Flavia”. Así lo describe el libro “The Domus Aurea Book” (editado por Electa de la casa Mondadori).

En el mismo volumen hay frases que invitan a profundizar: “Nerón no era tal monstruo, no olvidemos que todas las fuentes biográficas e históricas que nos llegaron del mundo romano (y en particular las tres más significativas: Tácito, Salustio y Casio Dione) revelan un prejuicio violentamente hostil, hacia un emperador que había querido subvertir, uno a uno, todos esos criterios éticos y esos preceptos de comportamiento laboriosamente impuestos por Augusto a sus sucesores y ahora canónicos, al menos en los círculos de la aristocracia senatorial, para definir la imagen ideal del príncipe excelente. La misma fuente menciona que “el retrato que nos ha llegado de Nerón desde el mundo antiguo, es casi exclusivamente el desarrollado por la propaganda anti neroniana de la época Flavia”. Haya sido o no un monstruo, lo que sí quedó claro, fue que sus ambiciones de grandeza eran enormes.

La Sala octagonal de la Domus Aurea
La Sala octagonal de la Domus AureaParco archeologico del Colosseo

La Domus Aurea no fue la primera residencia de Nerón. Anteriormente construyó la Domus Transitoria, un palacio que fue destruido en gran parte a causa del incendio ocurrido en el año 64 d.C. Esta casa conectaba con las posesiones imperiales del Esquilino. Era una casa urbana paradisíaca heredada de Augusto, en donde también había vivido Tiberio y desde donde se dice que Nerón cantó el fuego de Troya.

A partir de ese suceso, imaginó el otro monumental proyecto arquitectónico la Domus Aurea que se ubica justo enfrente del Coliseo. Severus y Celere fueron los arquitectos responsables del proyecto, siendo que la parte artística le correspondió a Fabullo (o Famulo o Amulio). Plinio definió que la Domus Aurea se había convertido en su prisión por la cantidad de tiempo que le dedicó a la obra, como los frescos que quizás se les podría atribuir y a las decoraciones más suntuosas, como la famosa Bóveda Dorada.

Su pasión por la arquitectura y el urbanismo era de tal calibre, que nos invita a recordar el “Coloso de Nerón”, la estatua que se alzaba a treinta y cinco metros de altura y que fue levantada muy cerca del Coliseo en el exterior del vestíbulo de la que era su casa, y que probablemente fue destruida durante el saqueo de Roma de 410 o durante los terremotos del siglo V.

Detalles de uno de los muros de la Domus Aurea
Detalles de uno de los muros de la Domus AureaParco Archeologico Colosseo

El palacio, la casa de Nerón en la antigua Roma, evoca más a un pueblo suburbano que a un “palacete” de ciudad. Su superficie abarcaba aproximadamente 80 hectáreas, desde el vestíbulo del Palatino hasta el Esquilino, colindando con los jardines del amigo del emperador Augusto, Gaio Cilnio Mecenate conocidos como Horti di Mecenate” .

Uno de los espacios mas imponentes de la Domus Aurea, además de los frescos, mármoles y todo el derroche habido y por haber esparcido a diestra y siniestra por los interminables corredores y pabellones de la casa, era el salón destinado a recibir visitas y en donde se llevaban a cabo los banquetes. La luz que entraba del exterior a este fabuloso espacio, creaba una atmosfera mágica, proyectada sobre el mármol policromado que cubría el suelo y las paredes, sobre los coloridos frescos y sobre los relieves de estuco decorados con hojas.

Detalle de la decoración en el interior de la Domus Aurea de Nerón
Detalle de la decoración en el interior de la Domus Aurea de NerónParco archeologico del Colosseo

El pintor renacentista Amico Aspertini, que había estado en Roma en 1496, llama a este espacio en una hoja del Códice Wolfegg “La cueva del oro pintado” .

Las descripciones más antiguas de la Domus Aurea de Nerón en el mundo moderno, aparecen en la Roma Instaurada del humanista y anticuario de Forlì Biondo Flavio, publicada en Roma entre los anos 1470-1471, más adelante en Verona en 1482 y popularizada por Lucio Fauno en 1542.

800.000 metros cuadrados, “una ciudad dentro de la ciudad”

La directora del Parque Arqueológico del Coliseo y de la Domus Aurea Alfonsina Russo, ha querido comentar para la La Razón, algunos detalles de este impresionante palacio, la casa en la Antigua Roma de Nerón.

Sobre el lujo derrochado en la Domus Aurea:

" Nerón era un personaje muy controvertido y amaba la cultura helenística, toda la cultura griega y en la Domus Aurea, quiso expresar de alguna manera, la idea que tenía de un palacio imperial. Ese modelo se encontraba en el Mediterráneo oriental y en Alejandría en Egipto. Nerón realizó la Domus Aurea basándose en las construcciones helenísticas, constituidas por pabellones, palacios entre jardines, ninfas, fuentes y bosques en medio de la naturaleza. Podemos imaginar como si fuera una gran ciudad, podríamos pensar en la Villa Adriana transferida al corazón de Roma.

La influencia

El tío de Nerón, Calígola, según diferentes fuentes destaca la Señora Russo, adoraba pasear por los jardines Lamiani (Horti Lamiani) la residencia del cónsul Lucius Aelius Lamia, un amigo de Tiberius en el año 3 d.C. que posteriormente vinieron englobados en el patrimonio imperial. Debía ser una residencia de grandes dimensiones, con jardines espectaculares y llena de obras de arte que actualmente se encuentran en el Museo Nacional Romano y en los Museos Capitolini. A Caligola le encantaba estar en en esto fastuoso espacio. Es posible que esto también influenciara a la gran obra.

Nerón tenía su Corte y a su esposa Poppea Sabina” comenta la directora del Parque Arqueológico del Coliseo. (Poppea estuvo primero casada con Rufrio Crispino después con Ottone, que según los historiadores lo hizo para acercarse a Nerón) - “que muere alrededor de los años 65 y 66 d.C. La Domus Aurea se construyó después del incendio de Roma del ’64 por lo tanto podemos pensar que Nerón vivió allí con su ultima mujer Estatilia Mesalina, su tercera esposa, que no era la Mesalina Valeria, esposa de Claudio, famosa por sus costumbres disolutas. Hablamos de Estatilia Mesalina que era de la misma familia.

“La decoración pictórica de la Domus Area fue denominada “grotesca”, que evoca lugares hipogeos, como lo es actualmente la Domus Aurea”, subraya, “lugares subterráneos. En efecto Pinturiccio, Giovanni da Udine y el mismo Rafael, se colaron por algunos huecos que aún se pueden ver, que en aquellos tiempos, en el ‘500, seguía completamente llena de tierra, pero estos espacios estaban a la vista, por lo tanto imaginamos que Rafael se inspiró en ellas.” Las fuentes vienen de Tacito y Petronio que cuentan un poco quienes fueron los arquitectos Severo y Celere. Y no solo las pinturas fantásticas y también sobre su arquitectura- concluye.

En la introducción de la señora Russo en el libro “The Domus Aurea Book”, habla sobre los famosos pintores y las recreaciones que realizaron de las obras pictóricas de la Domus Aurea, escribe que Pinturicchio fue el primer artista del Renacimiento a realizar en sus pinturas, rasgos estilísticos extraídos de las decoraciones del palacio de Nerón. En el mismo período, otros artistas extraordinarios como Ghirlandaio, Rafael y Giulio Romano quedaron fascinados por estos entornos. Y es el propio Rafael, en 1514-1515, después de haber visitado los restos subterráneos del palacio en compañía de Giovanni da Udine, quien identificó, en la Carta a León X escrita en la segunda mitad de 1519, aquellas habitaciones enterradas bajo el Colle Oppio con las ruinas de la mítica Domus Aurea de Nerón, de la que se leyeron maravillas en fuentes literarias antiguas. Giorgio Vasari, en la Vida de Giovanni da Udine (1568), describe el momento en el que Rafael hizo del género de los grotescos la base de cualquier sistema de pintura ornamental antigua, en Italia y en Europa.