Irlanda, años 90: disimula si eres homosexual

Lola Petticrew y Fionn O’Shea protagonizan el nuevo y dinámico filme de David Freyne, una sensible y luminosa historia de amistad ambientada en el contexto de conservadurismo imperante de un pueblo rural

Eddie (Fionn O’Shea) y Amber (Lola Petticrew) protagonizan "Dating Amber"
Eddie (Fionn O’Shea) y Amber (Lola Petticrew) protagonizan "Dating Amber"ImdbImdb

En ocasiones idealizamos en exceso el pasado y nos agarramos a la idea de que cualquier tiempo pretérito fue mejor por miedo a admitir aquellas cosas buenas, o si se prefiere, menos malas, que puede contener el presente. David Freyne es un ejemplo del perfil contrario. El director admite en una entrevista por zoom con motivo del estreno de “Dating Amber” no echar de menos los noventa. Al igual que Eddie, a quien da vida Fionn O’Shea (”Handsome Devil”, “Normal People”), uno de los protagonistas, el irlandés creció con la idea de que la masculinidad, lejos de ser un constructo social, era algo naturalmente asumido y obligatoriamente demostrable solo por el hecho de ser hombre. “La Irlanda de los años noventa era tremendamente conservadora, apenas habíamos conseguido el divorcio ni la descriminalización de la homosexualidad. Todavía era muy determinante la Iglesia católica y aunque siempre suelen quedar vestigios de épocas pasadas, realmente la Irlanda de ahora no tiene nada que ver con la de antes, pero tampoco estamos para aplaudir demasiado. Aún quedan cosas por conquistar”, remarca Freyne.

Un fotograma de "Dating Amber"
Un fotograma de "Dating Amber"ImdbImdb

El creador de la terrorífica “The Cured” admite que “sin duda el personaje de Eddie tiene que ver con mi propia experiencia en casi un 95%. Crecí en ese mismo pueblo militar, mi padre estaba en el ejército, todo mi entorno estaba imbuido por ese halo constante de masculinidad tóxica y yo sufrí y experimenté las consecuencias de aquello. Era una época muy complicada para madurar, al menos para hacerlo de una forma sana en la que lo diferente no fuera sinónimo de malo”. En esta cinta, que bien podría adscribirse al género del coming out of age, dos adolescentes homosexuales, Amber y Eddie, procedentes de un pequeño pueblo rural anclado en el tradicionalismo católico de los noventa, fingen ser pareja para poder quitarse ese “lastre” -fuente continua de acoso, insultos y arrinconamientos por parte de compañeros- y soportar el último curso del instituto de la manera más tranquila posible.

El transcurso de la cinta orbita entre la ligereza pop de la clásica comedia adolescente y una pátina amable de reivindicación del colectivo LGBTIQ+ pero sin trascender la barrera del manifiesto político. La combativa Lola Petticrew (Amber) se muestra ligeramente insatisfecha con los avances actuales en términos de tolerancia: “Actualmente todavía no se percibe de igual forma una pareja homosexual y una heterosexual caminando por la calle y que exhiban evidentes muestras de afecto. Se sigue mirando distinto”, lamenta la actriz de Belfast. “Cuando conocí a Fionn supe que iba a tener un amigo. Conectar con él fue algo casi instantáneo. Antes de empezar el rodaje nos vimos en muchas ocasiones y empezamos a compartir muchas cosas, especialmente nuestro sentido del humor. No fue nada difícil interpretar el papel”, reconoce. “Dating Amber”, con su aroma de fiesta, de improvisado diálogo, de libertad sumergida, de celebración continuada y emociones escalonadas, es una invitación a la nostalgia pero sobre todo, una invitación a la vida.