La autoría del “Salvator Mundi”, un debate de película

Tras el estreno ayer en la televisión francesa de un documental sobre que el Louvre niega que la obra sea de Da Vinci, un folleto inédito de una investigación confirma ahora lo contrario

"Salvator Mundi" se vendió a finales de 2017 por 450 millones de dólares
"Salvator Mundi" se vendió a finales de 2017 por 450 millones de dólares

Cuando los intereses políticos influyen en una obra de arte, lo más prudente sería echarse a temblar. El poder y la pintura deberían ser dos sectores complementados, pero no necesariamente vinculados. Así, sería incluso más sencillo para el público el hecho de disfrutar de un cuadro, cosa que, de momento, no se ha podido hacer con uno de calidad especial: “Salvator Mundi”. La historia que rodea a este cuadro de Leonardo Da Vinci no es más que el resultado de una serie de caprichos políticos entre dos países diferentes. La polémica hace alusión a su autoría, pues hay quienes defienden que la obra no fue íntegramente pintada por el maestro, sino que tan solo hizo una parte y el resto es de quienes trabajaban en su taller. No obstante, existe una investigación especializada por parte de expertos en arte que se ha ocultado como consecuencia de un rifirrafe.

Todo comenzó en 2017, cuando Mohamed Ben Salmane, príncipe heredero de Arabia Saudita, compró anónimamente el “Salvator Mundi” por 450 millones de dólares, convirtiendo así al cuadro en la obra de arte más cara de la historia vendida en una subasta. Años más tarde, el Museo del Louvre solicitó al príncipe la obra para exponerla en una exhibición dedicada a Da Vinci, y ahí comenzaron los desacuerdos.

Ayer se estrenó en una cadena de televisión francesa “El Salvador en venta”, película en la que se cuestiona la autoría del “Salvator Mundi”. Según el documental, el propietario de la pintura insistió al Louvre que, para ceder durante un tiempo su obra, debía etiquetarse como “100% Leonardo” y colocarse “junto a la Gioconda”. No obstante, el Gobierno francés rechazó estas condiciones, por lo que el príncipe heredero se negó a prestar el cuadro.

Se negaron a estas peticiones, por un lado, porque de exponerse junto a la “Mona Lisa” la afluencia en una sola sala de la exposición sería demasiada, y porque, según la cinta, donde hablan dos funcionarios anónimos del gobierno de Macron, la obra no era 100% de Da Vinci.

La subasta del "Salvator Mundi", que se convirtió en el cuadro vendido más caro de la historia
La subasta del "Salvator Mundi", que se convirtió en el cuadro vendido más caro de la historia

¿Qué se ha ocultado?

El Louvre cuenta con un laboratorio destinado al análisis de obras de arte y, tras 3 meses estudiando el “Salvator Mundi”, “llegaron a la conclusión contraria a la de la película: se trata efectivamente de una obra realizada por Da Vinci, y solo por él”, explica el experto Didier Rykner en “La tribune de l’art”, revista francesa de referencia. No obstante, estos resultados “se mantuvieron en secreto tras discutir (el museo) con el propietario” de la obra, según publicó el “New York Times”.

Por tanto, si bien la cinta duda de la autoría de la pintura como un 100% Da Vinci, ahora, según informan medios como “The art newspaper”, se ha filtrado un folleto inédito sobre el examen científico de la pintura por parte del Louvre, que contradice las conclusiones del documental. El documento ofrece conclusiones detalladas del estudio científico y concluye que, al contrario de lo que opinan los funcionarios del gobierno en el documental, “los resultados nos permiten confirmar la atribución de la obra a Leonardo Da Vinci”.

Pero, ¿por qué se ha ocultado esta investigación? ¿El documental se equivoca al explicar que el Louvre rechaza la autoría íntegra de Da Vinci? Según explica a “The art newspaper” el director del filme, Antoine Vitkine, no lo sabía: “Me han explicado que el Louvre no habla de imágenes que no son de su propiedad y no tiene derecho a investigar imágenes que no pertenezcan a colecciones nacionales”. Con esto, “el enfoque de mi película fue una investigación sobre una decisión política tomada por Macron en septiembre de 2019, así que me centré en eso”, añade.

Leonardo Da Vinci
Leonardo Da Vinci

El libro, por tanto, fue retirado ante la negativa del heredero de Arabia Saudí de prestar el cuadro si no se aceptaban sus peticiones, ya que el Louvre no tiene permitido escribir sobre obras que no estén en sus galerías. Y esto ha resultado en un auténtico debate sobre si el cuadro es o no de Da Vinci, pareciendo que, al final, según este libro secreto, sí es 100% del maestro.

El Louvre, sin comentarios

No se ha sabido de la obra desde su venta y se ignora su paradero. Cuatro años después de convertirse en el cuadro más caro de la historia, la polémica alrededor de su autoría continúa y se polariza: mientras que la película niega que el Louvre pudiera verificar que el maestro fuera el autor, ahora el libro hallado por algunos medios de comunicación franceses confirma que el museo sí confirmó que se trata de un Da Vinci. Ante esta división de opiniones, el Louvre continúa sin querer hacer comentarios al respecto