Libros

Roberto Verino: «“El mensaje de Pandora” es una novela atractiva, didáctica y no te deja indiferente»

El diseñador asegura que, con «unos análisis muy bien documentados», en esta novela Javier Sierra ofrece «una lección magnífica sobre el Covid»

Roberto Verino
Roberto Verino FOTO: Luis Díaz La Razón

Para justificar su elección, Roberto Verino prefiere antes mencionar a la Biblioteca de Verín, «la de mi pueblo, que ha sido durante varios años premiada con el Premio María Moliner como una de las más valiosas de España». Durante los últimos años, se han realizado jornadas de novela histórica donde han asistido autores como José Luis Corral, José Calvo Poyato, Toti Martínez de Lezea y Javier Sierra. Este último «me cautivó», dice el diseñador, «acababa de obtener el Premio Planeta y yo estaba muy interesado en el tema del Camino de Santiago. Hablamos sobre el Santo Grial y otras historias y me dejó tan impresionado que le he seguido. Cuando sacó “El mensaje de Pandora” me apresuré a leérmelo».

–¿Y qué descubrió?

–Habla de la búsqueda de la verdad interior, de poner en cuarentena los dogmas. Tiene mucho que ver con lo que está sucediendo con el Covid. Además de leerse muy sencíllamente, te ilustra muchísimo, es para leerla en estos tiempos.

–¿Por qué?

–Porque desgraciadamente solo nos acordamos de Santa Bárbara cuando truena. Las pandemias nos vienen asolando desde el principio de los tiempos y en este libro Javier hace una exposición magnífica, muy bien ilustrada y dirigida. Habla de la historia de forma rigurosa pero sin crear en ella fantasía, incorporando la ciencia. Esa capacidad que tiene Javier de recurrir a las fuentes más rigurosas de los acontecimientos para darle un cierto grado de veracidad hace que merezca la pena no leer su libro, sino releerlo. Porque vas descubriendo cantidad de conceptos que te ayudan a entender el por qué de la resiliencia, por qué aceptar los dogmas sin más en el fondo es conformarse y cómo descubrir nuestra verdadera verdad, que está en nosotros. Lo mismo que ocurre en el Camino de Santiago, que al final consiste en encontrarte contigo mismo. Javier, con sus novelas, nos hace disfrutar de muchos acontecimientos que nos trasladan y hacen que nuestra imaginación se convierta en una fuente inagotable de satisfacciones.

Javier Sierra
Javier Sierra FOTO: Alberto R. Roldán La Razón

–¿Qué aprendió al leer esa obra?

–Siempre fui un gran defensor de que la naturaleza hay que respetarla, que jamás la podremos dominar porque está por encima de nosotros. Javier, en este caso, muestra que la naturaleza no es solamente lo que tenemos a nuestro alrededor y que ese pensamiento de que hay vida más allá de la Tierra no es una hipótesis, sino una realidad. Hace unos análisis muy bien documentados y, al margen de ser una lección magnífica sobre el Covid, muestra argumentos que nos ayudarían a entender mejor que no tenemos a la naturaleza en absoluto dominada. Al contrario, somos partícipes de ella. Javier me ha enseñado que hay muchas fuentes para descubrir eso y que simplemente tienes que mirar en tu interior.

–Javier conoce una inmensidad de aspectos pero, tras el escritor del misterio y lo infinito, hay una persona humilde. Quizá esa es la principal lección que debemos aprender: no somos protagonistas, sino parte de la grandiosidad en la que vivimos...

–Sí. Yo la fascinación que tengo por él está precisamente influenciada por esa forma de ser. Es una persona absolutamente grande, hablaré de él con pasión siempre que pueda y más.

–¿A quién le recomienda leer «El mensaje de Pandora»?

–A todas las personas que estén preocupadas por el Covid, porque evidentemente la explicación que nos han dado de su origen no acaba de convencer a nadie. Les diría que es una lectura interesante y que por supuesto puede hacer que esas dudas desaparezcan. También creo que es una novela para gente muy distinta, joven o mayor, intelectual o no. No responde a un perfil concreto, porque es atractiva en todos los sentidos y, además, es didáctica y no te deja indiferente.