Cultura

La Tate de Londres reformará un mural racista en el antiguo restaurante del museo

La pintura, que representa una escena colonial en la que aparecen esclavos, está protegida por las leyes de patrimonio británicas que protegen el mural frente a alteraciones

El mural que ha levantado la polémica
El mural que ha levantado la polémica FOTO: La Razón Tate Britain

El museo Tate Modern de Londres ha encargado una nueva obra de arte que se exhibirá junto a un mural que está en sus instalaciones y que contiene imágenes racistas. Esa es la decisión de la pinacoteca tras una serie de discusiones con historiadores, artistas, asesores culturales y representantes cívicos, encargados de determinar algún tipo de acción ante el contenido racista de la pintura. La nueva instalación estará “en diálogo” con el mural de Rex Whistler en lo que antes era un restaurante en la galería de Londres.

El mural resultante de 55 pies de largo llamado “La expedición en busca de carnes raras”, representa una partida de caza que persigue alimentos exóticos. Ciertas secciones muestran niños esclavos negros encadenados que están atados a un carro y una mujer europea de aspecto aristocrático.

Tate es responsable del mural como una obra de arte, por lo que el nuevo enfoque necesitaba crear un contexto apropiado e inclusivo para verlo y permitir que este contexto evolucione con el tiempo según sea necesario”, señaló la Tate Modern en un comunicado.

Desde que comenzó la controversia sobre el mural en el verano de 2020, muchos han sugerido que estas secciones de la obra se destruyan o se eliminen de alguna manera. Sin embargo, la pintura está protegida por las leyes de patrimonio británicas que protegen el mural de ser alterado.

“Las conversaciones sobre el mural fueron abiertas, rigurosas y llenas de buenos pero profundos desacuerdos”, dijo Amia Srinivasan, copresidenta de las discusiones sobre el mural de Rex Whistler, en un comunicado el miércoles. Al final, el comité decidió que encargaría a un artista la creación de una instalación en la misma habitación que el mural de Whistler. “Este nuevo trabajo se exhibirá junto y en diálogo con el mural, reformulando la forma en que se experimenta el espacio”, dijo Tate. Además, el mural se contextualizará aún más con una nueva exhibición que incluye información sobre el artista, el contexto más amplio del mural y su recepción en varios momentos de la historia.