Podría valer entre 15 y 25 millones de libras

El Tiziano robado por Napoleón y encontrado en una parada de autobús de Londres, a subasta

La obra, que ha sido robada en dos ocasiones y una de ellas por Napoleón, sale ahora a la venta de la mano de Christie's

"Descanso en la huida a Egipto", de Tiziano
"Descanso en la huida a Egipto", de TizianoChristie's

Hay obras de arte que están avocadas a vivir alejadas de la tranquilidad, y que sin embargo son conocidas, además de por su maestría, por vivir curiosas aventuras. La Mona Lisa de Da Vinci ha vivido numerosos ataques o robos, mientras que la Venus en el espejo se trata de la pintura más escandalosa de Velázquez, pues ha sido rasgada con un cuchillo o a martillazos. Es interesante el caso, por su parte, de "Descanso en la huida de Egipto", obra de Tizianoque se subastará en julio. En este tipo de ventas, el valor suele crecer si el objeto en cuestión, además de calidad intrínseca en su creación y técnica, lleva consigo una historia o contexto peculiar. Y es el caso de este cuadro: se trata de una pintura muy codiciada del maestro renacentista, pues además de ser simbólica y majestuosa, ha sido dos veces robada y posteriormente encontrada en la parada de un autobús de Londres. Podría adjudicarse pñor una cifra entre 15 y 25 millones de libras.

Los expertos señalan que Tiziano creó "Descanso en la huida a Egipto" en 1508, cuando apenas tenía 20 años. Lo pintó sobre un panel de madera de poco más de medio metro de ancho, y en él representó la figura de la Virgen María acunando al Niño Jesús con San José mirando. La primera vez que esta obra fue documentada data del siglo XVII, por parte de la colección de Barolomeo de la Nave, un comerciante de especias veneciano, pasando en los siglos siguientes por manos de aristócratas, emperadores y archiduques de toda Europa. En 1878, lo compró el cuarto marqués de Bath en una subasta de Christie's, la misma casa que ahora volverá a venderlo en Londres, el 2 de julio, en nombre del último marqués, y esperando que la venta alcance entre 15 y 25 millones de libras esterlinas (entre 18 y 30 millones de euros)¡.

Entre duques y emperadores

Explica Orlando Rock, presidente de Christie's en Reino Unido, que esta obra temprana de Tiziano "ha pasado por las manos de duques, archiduques y emperadores del Sacro Imperio Romano Germánico". Añade que "esta mágica pintura devocional tiene la rara notoriedad de haber sido robada no una, sino dos veces: primero por Napoleón y segundo a finales de los años 1990". Efectivamente, fue en 1809 cuando las tropas de Napoleón saquearon el castillo Belvedere de Viena, llevándose entre otras la obra de Tiziano. A la caída de Bonaparte, la obra regresó a la capital austriaca, en 1815, pasando a manos del escocés Hugh Andrew Johnstone Munro, uno de los mecenas más importantes del pintor J. M. W. Turner.

Cuando se subastó el Tiziano en 1878, se hizo con él el citado cuarto marqués de Bath, que lo colgó en la mansión de Wilshire, y allí de nuevo fue robado, en 1995. Siete años después, sin marco y dentro de una colorida bolsa, se produjo el curioso hallazgo: la pintura apareció en una parada de autobús, encontrada por Charles Hill, un ex policía de la Scotland Yard y reconvertido en detective especializado en seguir la pista de las obras de arte. Con este éxito, se embolsó unos 118.000 euros de recompensa, una cantidad que apenas se acerca a la que ahora se estima que podría alcanzar el cuadro en la nueva subasta.

Este Tiziano es, en definitiva, y en palabras de Andrew Fletcher, director del Departamento de Antiguos Maestros de Christie's, "la obra más importante del artista que llega al mercado de subastas en más de una generación. Encarna la revolución pictórica realizada por Tiziano a principios del siglo XVI, y es un ejemplo destacado del enfoque pionero tanto en el uso del color como en la representación de la forma humana en el mundo natural". Esta obra, continúa el experto, simboliza el vocabulario artístico de un artista "que alcanzó la fama en toda Europa en vida y una posición como uno de los más grandes pintores de la historia del arte occidental", concluye.