Cultura

Las interpretaciones más breves de la historia que han ganado un Oscar

No por actuar en mayor metraje se opta más a una estatuilla, pues existen actores y actrices que, por tan solo 5 o 10 minutos de actuación, se han llevado un prestigioso premio

Anthony Hopkins en el papel de Hannibal Lecter
Anthony Hopkins en el papel de Hannibal Lecter

El trabajo de un actor protagonista en una película está basado en el esfuerzo, la dedicación, la atención por los detalles. Y un buen resultado podría conllevar a una nominación al Oscar o, quién sabe, a ganar la estatuilla. No obstante, hay veces que para alzarse con ella no hace falta actuar en tantos minutos de metraje, ni dedicarle tantas horas a una cinta, sino que con cinco minutos saliendo por la pantalla les basta a algunos para ganar el prestigioso premio. Existen varios actores y actrices ganadores, bien del Oscar a Mejor actor o actriz, o bien al de Mejor actor o actriz de reparto, cuya aparición en pantalla no ha superado los 25 minutos. Desde “El silencio de los corderos” hasta “Shakespeare in love”, ordenamos 10 de estas interpretaciones de más a menos tiempo en pantalla:

Jared Leto, en “Dallas Buyers Club”

En 2013, al actor le bastaron 21 minutos para ganar el Oscar a Mejor actor de reparto, categoría en la que competía con Michael Fassbender, Bradley Cooper, Barkhad Abdi y Jonah Hill. Se alzó con el premio gracias a la cinta “Dallas buyers club”, dirigida por Jean-Marc Vallée, protagonizada por Matthew McConaughey y disponible en Amazon Prime Video.

Lee Grant, en “Shampoo”

Sus 18 minutos en pantalla en la cinta “Shampoo” (1975), dirigida por Hal Ashby y con Warren Beatty o Julie Christie también en el reparto, le valieron a Grant el Oscar a Mejor actriz de reparto, frente a Lily Tomlin, Ronee Blakely, Brenda Baccaro y Sylvia Miles.

Anthony Hopkins, en “El silencio de los corderos”

Al icónico actor e intérprete de Hannibal Lecter le sirvieron en esta cinta dirigida por Jonathan Demme tan solo 16 minutos para hacerse con el Oscar al Mejor actor principal en 1992, frente a Robert de Niro, Nick Nolte, Warren Beatty y Robin Williams.

Ingrid Bergman, en “Asesinato en el Orient Express”

La actriz bordó los 14 minutos y 18 segundos que estuvo en pantalla de esta cinta dirigida por Sidney Lumet a mediados de los 70. Ganó el Oscar a Mejor actriz de reparto en la ceremonia hollywoodiense de 1975.

Judi Dench, en “Shakespeare in love”

Con 8 minutos de interpretación en la “Shakespeare in love” de John Madden, Judi Dench ganó el Oscar a Mejor actriz secundaria, frente a unas nominadas Rachel Griffiths, Brenda Blethyn, Lynn Redgrave y Kathy Bates.

Beatrice Straight, en “Network, un mundo implacable”

Y esta actriz se llevaría el reconocimiento a la interpretación más corta jamás premiada en la historia de los galardones de Hollywood. Tan solo 5 minutos y 40 segundos en pantalla le bastaron a Straight para hacer historia y alzarse con el Oscar a la Mejor actriz de reparto en 1976, por su papel en la cinta de Sidney Lumet.