MENÚ
jueves 20 junio 2019
23:17
Actualizado

"Notre Dame quedará como estaba"

Arquitectos aseguran que el daño a la catedral es ”perfectamente reversible”, aunque los trabajos serán costosos y podrían llevar una década

  • Una vista de la icónica catedral
    Una vista de la icónica catedral /

    Rick Friedman / EP

Madrid .

Tiempo de lectura 4 min.

17 de abril de 2019. 15:56h

Comentada
Ulises Fuente Madrid . 16/4/2019

La gran pregunta es: ¿Y ahora qué? Después del incendio que ha conmocionado al mundo, hay que mirar adelante. Las dudas sobre la enorme tarea de reconstrucción que se avecina en Notre Dame podrán resolverse mientras se apagan los rescoldos y se valoran los daños. Pero, a priori, los expertos consideran que los daños sufridos son «reversibles» y que el templo podrá recuperar su esplendor. Los daños, que principalmente afectan a la cubierta de madera y a la bóveda que sucumbió al peso de la caída de la aguja, deberían poder ser reparados.

«El incendio ha generado un enorme impacto psicológico porque lo vimos en directo –dice el Decano del Colegio de Arquitectos de Madrid, José María Ezquiaga–. Fue muy duro presenciar el desplome, como sucedió con las Torres Gemelas. Pero se le puede devolver el esplendor, es una obligación hacerlo, y pronto», dice este arquitecto, que establece un paralelismo con la pérdida del Liceo de Barcelona. «Fue también dramática, pero se recuperó integralmente. Hoy, con las técnicas y los profesionales que existen, se puede realizar una cubierta en madera como el original y que esté preparada para estos sucesos».

En opinión de este experto, la madera que ardió, «procedente de robles milenarios», debe ser sustituida por otra laminada, más resistente al fuego. «Se puede y se debe hacer una nueva cubierta en madera con tratamiento seguro», asegura. Dentro de la tragedia, este arquitecto pone perspectiva: «Hablamos de una catedral que tiene casi un milenio de existencia y que ha sufrido múltimples intervenciones. Fue restaurada por Violet le Duc en 1845, que introdujo la aguja y después ha sufrido la Revolución Francesa, cuando ya fue profanada, igual que en los tiempos de la Comuna de París. Y después llegó la Segunda Guerra Mundial. En los años 90 yo mismo la visité andamiada para devolverle el blanco a la piedra. En la vida de estos edificios es natural la restauración, pero han resistido guerras y hasta movimientos sísmicos», explica.

Notre Dame está documentada al milímetro. «Se puede reproducir y será costoso y durará tiempo. Yo auguraría que los trabajos, como mínimo, llevarán una década». ¿Debe devolvérsele su aspecto original? «En este caso, lo más sensato ya que es patrimonio mundial es dejarla en la situación previa, que no es la original medieval, sino respetar las reformas con la aguja incluida».

Por su parte, José-Carlos Salcedo, arquitecto especialista en estructuras históricas de la Universidad de Extremadura, explica que el fuego era «casi inextinguible» porque se originó entre la bóveda y la cubierta y que, en esa enorme cámara de aire, se genera un efecto que es «como el de una falla». «Es el punto débil de la construcción y se ha propagado por el interior. Sobre el siguiente paso, dado que estamos ante un edificio que es «un símbolo de Francia, este es un tema de país. La volverán a levantar. Quedará exactamente igual, incluso que puede que con mejoras, porque la estructura de madera estaba alterada. No podemos saber cuánto, pero seguro que lo estaba. Es un buen momento para hacer una nueva sin añadidos metálicos y con mejor técnica. Más segura. La técnica deberá ser distinta, pero la madera laminada es un material de idéntico aspecto”.

Últimas noticias