MENÚ
miércoles 26 junio 2019
07:32
Actualizado

La polémica "Liberté" de Albert Serra triunfa en Cannes

El español ganó el Premio Especial del Jurado por “Liberté”. Por su parte, Oliver Laxe, el otro español que concursaba en la sección "Una cierta mirada", también fue galardonado

  • Es curioso que Serra, que juega abiertamente con la provocación, haya puesto de acuerdo a los miembros del jurado
    Es curioso que Serra, que juega abiertamente con la provocación, haya puesto de acuerdo a los miembros del jurado /

    Reuters

Cannes.

Tiempo de lectura 2 min.

24 de mayo de 2019. 21:42h

Comentada
Sergi Sánchez.  Cannes. 24/5/2019

Albert Serra y Oliver Laxe, los dos cineastas españoles que concursaban en la sección "Una cierta mirada" de la 72 edición del Festival de Cannes, han ganado, respectivamente, el Premio Especial del Jurado por “Liberté” y el Premio del Jurado por “O que arde”. Ambas películas destacan por la radicalidad de sus formas y planteamientos narrativos. Es curioso que Serra, que juega abiertamente con la provocación (“No me gusta gustar, al menos no de forma generalizada. Porque yo me siento a gusto en la vanguardia. Y si gustas a tanta gente significa que eres convencional”), haya puesto de acuerdo a los miembros del jurado, presidido por la cineasta libanesa Nadine Labaki.

“Liberté”, que se centra “en la pulsión arbitraria del deseo carnal”, es una ampliación en el campo de batalla de “Personalien”, instalación audiovisual que Albert Serra presentó hace tres meses en el Museo Reina Sofía. “La película se sitúa en el siglo XVIII e, inicialmente, plantea el cruising como un divertimento de clase privilegiada; pero poco a poco se va transformando en algo de connotaciones más contemporáneas, más posfreudianas”, explicaba. Serra adapta la repetición antinarrativa del cine porno a las formas más brechtianas del cine histórico para desdramatizar el espectáculo voyeurístico del deseo, allí donde el eje de miradas que se cruzan y cuerpos que se magrean acaba por desubicarse, y perder su equilibrio.

Rodada en la aldea de su madre, en la Galicia profunda, “poco más que cuatro casitas”, “O que arde” es una despojada fábula sobre la tolerancia y el conflicto entre el hombre y la Naturaleza. Laxe es un habitual de Cannes: con “Todos sos vos capitans” ganó el premio Fipresci de la Quincena y con “Mimosas”, el de la Semana de la Crítica, al que se suma este nuevo galardón por “O que arde”, que cuenta la historia de la vuelta al hogar de un pirómano. “No es una película sobre la piromanía, aunque tangencialmente la idea era sugerir que los incendios responden a este mito del progreso, este tiempo tan histérico que ha hecho que se abandone el cuidado del entorno rural”, nos contaba Laxe. “Tiene un aire crepuscular, habla de un mundo que se acaba”

Últimas noticias