Cultura

“Please Please Me”: la historia tras el primer álbum de los Beatles

Un día como hoy de 1963 unos jóvenes de Liverpool comenzaban un fenómeno musical: su álbum debut permaneció 30 semanas en el número 1 de las listas de Gran Bretaña

"Please Please Me"(1963) fue el comienzo de una carrera de doce álbumes de estudio que The Beatles sacaron al mercado desde su nacimiento oficial en 1962 hasta el 10 de abril de 1970.
"Please Please Me"(1963) fue el comienzo de una carrera de doce álbumes de estudio que The Beatles sacaron al mercado desde su nacimiento oficial en 1962 hasta el 10 de abril de 1970.

John Lennon, Paul McCartney, Ringo Starr y George Harrison eran entonces tan solo unos jóvenes de Liverpool con grandes sueños. Una tarde de junio de 1962, presentaron a George Martin, su productor y apodado con el tiempo como “el quinto Beatle”, “Love me do”, y al escucharla no vio otra cosa que un diamante en bruto. La primera versión se grabó con Pete Best, pero la final tuvo a Starr como percusionista, y la calidad era tal que Brian Epstein los contrató para que lanzaran un segundo sencillo. Ahí llegó “Please please me”, canción que obtuvo una repercusión igual de favorable que la anterior: ambas se alzaron en las listas de éxitos de Gran Bretaña. Ahí comenzaba la leyenda musical de los Beatles.

El arranque fue tal que apostaron por el máximo proyecto: comenzaron a crear su primer álbum. Los discos de doce pulgadas de la época solían contener 7 canciones en cada cara, por lo que los jóvenes se dispusieron a crear de manera maratónica: durante casi 13 horas dentro de los estudios de Abbey Road, grabaron una decena de canciones. Y ahí nacía “Please please me”, el primer disco de la legendaria banda y que se publicó en Reino Unido un día como hoy de 1963.

El lanzamiento significó el inicio de la “Beatlemanía”, un fenómeno que la “Rolling Stone” denominaría tiempo después como “un grupo de rock hecho a sí mismo, escribiendo sus propios éxitos y tocando sus propios instrumentos musicales”. Catorce canciones, de las cuales ocho fueron compuestas por John Lennon y Paul McCartney, y cuya mayoría las cantan los mismos, con Harrison en el coro y Starr le da voz a una en particular. Figuran clásicos como, además de los mencionados, “P. S. I love you”, “Ask me why” o “Twist and shout”.

No obstante, no todo fue tan fácil como suena, pues aunque la grabación fue titánica en cuanto a velocidad y rendimiento, hubo trabas en el camino. Por ejemplo, Lennon debía cantar “Twist and shout”, canción bastante exigente para su voz. El día de titánica grabación, este artista tenía un resfriado y la garganta dolorida. Por tanto, y con tal de dinamizar el proceso, Martin decidió dejarlo para lo último, de manera a que el esfuerzo no afectase al resto de temas.

“Please please me” permaneció durante 30 semanas en el puesto número 1 de las listas de Reino Unido, y su fama se popularizó a nivel internacional. Todo un éxito, teniendo en cuenta que se trataba del disco debut de unos artistas jóvenes. Fue el comienzo de un fenómeno, de una carrera musical compuesta por un legendario legado de una docena de álbumes de estudio, entre 1962 hasta 1970, año en que McCartney informó de la separación de los Beatles a través de un comunicado.