Música

“Love me do”: la historia tras el clásico de los Beatles

Un día como hoy de 1962 se publicaba por primera vez una de las canciones más conocidas de todos los tiempos, compuesta por Paul McCartney y con aportaciones de John Lennon

Los Beatles en 1964
Los Beatles en 1964

Hace 59 años cambió la historia de la música. Todo comenzó en una oficina de Londres, en unas calles que ahora son centro de peregrinación para los fanáticos pero que entonces tan solo eran un escenario de gente con chaqueta y corbata. El 5 de octubre de 1962, se publicaba un trabajo que se materializó en junio del mismo año en los estudios de EMI en Abbey Road: “Love me do”, el clásico con el que los Beatles comenzaron a convertirse en leyenda. En aquellas salas de grabación era frecuente escuchar música clásica, quizá algún artista pop, pero la llegada de Paul McCartney, John Lennon, George Harrison y Ringo Starr rompió cualquier tipo de paradigma.

Por aquel entonces, los Beatles no eran más que unos jóvenes conocidos de Liverpool que aún no habían dado el vertiginoso salto internacional. Su productor, George Martin, había escogido una canción para que comenzaran a grabar, titulada “How do you do it”. “Mira, George, perdona que te lo diga, pero esta canción nos parece una mierda”, dijo Lennon tras varias tomas, una charla con sus compañeros y la propuesta de presentarle un tema propio. Y ahí, el 6 de junio de 1962, entre las 6 y las 8 de la tarde, presentaron “Love me do”.

Al escucharla, Martin no vio otra cosa que un diamante en bruto. Una composición que prometía triunfar y que McCartney compuso con tan solo 16 años, un día que decidió no ir a la escuela. De haber evitado esa falta a clase, hoy quizá no existiría este clásico musical, que McCartney compuso mientras buscaba la manera de conquistar a Iris Caldwell, su novia de aquel entonces. Pero su autoría hoy no solo se identifica con él, sino que hoy se reconoce que fue trabajo de McCartney y Lennon, pues este último hizo alguna aportación. En concreto, según algunos expertos, la denominada “puente” o “middle eight”, que es la que va del verso al estribillo. Con esto, Lennon siempre se refirió a “Love me do” como “la canción de Paul”.

No la grabaron a la primera, pues “Love me do” fue registrada en varias ocasiones y con tres bateristas diferentes. La primera versión fue aquel 6 de junio, cuando los Beatles, con Pete Best a la batería, grabaron la primera versión del tema durante la citada audición con Martin. No obstante, el productor consideró que sería mejor encontrar a otro percusionista. Y por fin llegó Ringo Starr, un 4 de septiembre para grabar la segunda versión de la icónica canción. Pero Martin tampoco se quedó satisfecho con él, pues decía que Starr no seguía el ritmo de la canción a la perfección, por lo que pidió al resto de los Beatles que repitieran la faena el 11 de septiembre, esta vez con el baterista de sesión Andy White.

Es esta última toma la que se incluye en el disco “Please Please Me”, LP debut de los Beatles y con el que se garantizaron el reconocimiento internacional. Asimismo, también con Andy, grabaron la cara B: el single “P.S. I love you”, escrita por McCartney durante una estancia de la agrupación en Hamburgo. Y poco tardó el disco en salir a la venta: el sencillo con Starr a la batería, apareció en el Reino Unido un día como hoy, el 5 de octubre de 1962, llegando rápidamente al puesto 17 de las listas de éxitos. Por su parte, al otro lado del Atlántico, en Estados Unidos, fue el 27 de abril de 1964 cuando conocieron “Love me do”, que alcanzó el número uno en el Billboard Hot 100.