MENÚ
jueves 19 septiembre 2019
12:43
Actualizado

Cala Vento, lo cotidiano extraordinario

El dúo catalán, de lo mejor del año en nuestra escena, es uno de los alicientes de un Festival Tomavistas que se llega lleno de pop atmosférico anglosajón

  • Joan Delgado y Aleix Turon, Cala Vento, han publicado «Balanceo», que presentan en Madrid
    Joan Delgado y Aleix Turon, Cala Vento, han publicado «Balanceo», que presentan en Madrid
Madrid.

Tiempo de lectura 4 min.

24 de mayo de 2019. 03:02h

Comentada
Ulises Fuente Madrid. 24/5/2019

ETIQUETAS

En la escena nacional nadie hace una música parecida. Con su tercer disco, «Balanceo», el dúo ampurdanés Cala Vento, formado por Aleix Turon y Joan Delgado, han aplicado un barniz a la fórmula que resalta sus virtudes: una base musical rock o casi hardcore (guitarras que derrapan, batería que machaca) y una actitud lírica genuinamente pop. El dúo, que ahora se autoedita, no piensa renunciar a ninguno de sus planteamientos aunque es consciente de que no encaja exactamente en el molde del cabeza de cartel festivalero. Ellos representan la muy interesante alineación nacional del Festival Tomavistas, gobernada por Beach House, Deerhunter, Spiritualized y Cigarrettes After Sex, grupos de «ambient pop» o «shoegaze», frente a las propuestas locales más aguerridas: Triángulo de Amor Bizarro, Carolina Durante, Niña Coyote Eta Chico Tornado y Camellos.

Mezcla imposible

La portada de su último disco refleja esa aparente combinación imposible de su fórmula musical. Se muestra un brebaje derramado sobre un plato que Aleix identifica: «Es cerveza con romero. Quienes nos diseñaron el arte del disco nos dijeron que detectaban en nuestro estilo una dualidad entre lo cotidiano y lo no tan evidente. Y nos pareció una buena idea». La cuestión es si sabe bien el mejunge. «(Risas) Lo probamos, pero la cerveza no estaba muy fría... pero bueno, no estaba tan mal. Te animo a que lo pruebes. Te llevas el romerito al Tomavistas y ya tienes la infusión». Bueno, experimentos, mejor con la música. La mezcla Cala Vento fue espontánea. «Nosotros hemos empezado a escuchar hardcore hace cuatro años como quien dice, y fue porque empezaron a decirnos que nos parecíamos a esos grupos. Pero nunca fueron nuestra influencia. Yo creo que cuando empezó para nosotros ese sonido fue con Nueva Vulcano, que sí entró en nuestra vida de manera muy contundente», explica, aunque parezca increíble habiendo editado sus discos en Bcore, sello madre del hardcore catalán. En todo caso, nadie hace hoy en día un tema en castellano ni remotamente parecido a «Todo», un temazo del disco. «Bueno, igual Barricada... –bromea Aleix–. Cuando hicimos esa canción, nos pareció rarísima. Pero luego pensamos que ojalá nos abra las puertas del público Viña Rock, que está un poco desmarcado y a lo mejor le puede gustar nuestra música», dice con visión de negocio. El dúo no encaja en la escena festivalera habitual. «Nos vemos un tanto al margen, pero la verdad es que nos da igual porque tenemos un público ya más o menos consolidado muy fiel y se ha visto con la salida del disco que vendimos mogollón cuando nadie los podía escuchar en ningún lado». Apegados a su manera de ser «rara avis», editaron el disco primero en físico y no fue hasta unas semanas después que lo lanzaran en Spotify. Han asumido el control discográfico con su sello propio. «Era la última alternativa, pero nadie nos sedujo. Es arriesgado ser un grupo de dos. Tienes muchas limitaciones en vivo y queremos seguir siéndolo. El grupo es ahora nuestra ocupación completa. Y ha cambiado mucho nuestra relación con la música, así que puede que dé cierto vértigo y nos haga plantearnos cosas que no te planteabas. Cada mañana empezamos pensando en la banda y no hay nada más allá. El nivel de implicación es mucho más alto, todo nos lo cuestionamos más».

Últimas noticias

Red de Blogs

Otro blogs