MENÚ
sábado 24 agosto 2019
17:20
Actualizado

Silvana Paternostro: «La vida de Gabo es fascinante de principio a fin»

  • Gabriel García Márquez
    Gabriel García Márquez
Madrid .

Tiempo de lectura 4 min.

24 de junio de 2014. 14:14h

Comentada
Madrid . 24/6/2014

"Si ninguno de los personajes de Gabriel García Márquez está en un pedestal, ¿por qué tiene que estarlo él?". Entre conversación y conversación, Silvana Paternostro "humaniza" al escritor colombiano con su biografía oral "Soledad & compañía", en la que retrata una vida que fue "fascinante de principio a fin".

"Los pedestales no son tan interesantes como los personajes de carne y hueso, y la historia oficial nunca es tan interesante como la de la calle", continúa la periodista barranquillera, quien explica en una entrevista a Efe que los "matices", esencia de toda literatura, también lo son en su propia obra

Así, Gabo -o Gabito, como siempre le llamaron los que le conocieron de niño- "deja de ser un santo para sus fieles seguidores o Satanás para quienes lo ven como amigo de Fidel Castro", para convertirse en el "personaje principal" de su propia historia, contada esta vez a través de otros.

Nacido a partir de un encargo que la revista Talk le hizo a Paternostro y que creció hasta convertirse en el libro que hoy es, "Soledad & compañía" (Debate) indaga en la vida de García Márquez a través de "voces frescas" y huyendo de aquellas que ya "habían formalizado sus párrafos sobre su relación con el escritor".

Abrir las páginas de esta biografía, afirma la periodista, es como abrir las puertas de una "fiesta" en la que "todos los personajes de sus libros se encuentran con el lector", o las de una "clase" en la que se respira la "humanidad a borbotones" de los entrevistados, aquellos cuyo camino se cruzó en algún momento con el del autor.

Figuras como amigos, vecinos, familiares o escritores dan su testimonio sobre el creador de "La hojarasca", algunos con la certeza que respiran frases como "esto yo lo sé porque Gabo me lo contó a mí"; otros dejando sus "¿cómo se llamaba?" o sus imprecisos "no sé qué vaina". Los titubeos, en ocasiones, acaban con un sincero "no me acuerdo".

"Del chisme literario al chisme de faldas", señala Paternostro, quien salpica la biografía de anécdotas, como las diferentes perspectivas del incidente con Mario Vargas Llosa y su puñetazo o las palabras de María Luisa Elío, a quien va dedicado "Cien años de soledad", y que escuchó la historia de Macondo antes de que se convirtiera en tinta gracias al poder de sus "cuéntame más".

Precisamente es "Cien años de soledad", la obra que estructura el relato y con la que García Márquez cumplió una de sus ambiciones, como opina Paternostro: "En las entrevistas aprendí que él habló desde muy temprano de hacer algo nuevo, algo que pusiera a la costa colombiana en el mapa literario".

Y lo hizo, desatando un éxito -o "gabomanía", como se apunta en el libro- que no solo le cambió a él, sino también a "su pueblo, su país, sus amigos, su mujer y a la literatura colombiana, hispanoamericana y universal", observa la autora.

La biografía da fe de cómo aquel "metiche" del que decían que "no valía para escribir" llegó a lo más alto gracias a su disciplina, siendo, "tenaz, tenaz", como recuerda el fotógrafo Quique Scopell.

Por eso, defiende Paternostro, la historia del escritor, siempre rodeado de "buenos amigos" que le ayudaron a lo largo de su trayectoria, nos da "lecciones de vida".

Cargada de una "investigación de detective, algo de suerte y circunstancias", la periodista, sencillamente "deja hablar" a los personajes, interponiendo las diferentes versiones que escucha.

"Al fin y al cabo, no existe una sola verdad", concluye Paternostro, quien se encarga de recordar las palabras que García Márquez dejó en sus propias memorias: "La vida no es lo que vivimos, sino cómo la recordamos".

Últimas noticias