Un placaje a la exclusión social

Rugby Libre, el proyecto solidario de una «leona»: Patricia García ayuda desde hace seis años a sectores desfavorecidos de todo el planeta inculcando los valores de su deporte

Patricia García juega al rugby con una reclusa de una cárcel de Chile
Patricia García juega al rugby con una reclusa de una cárcel de ChileMARTA BENLLOCH PGR ONG (nombre del dueño)MB/PGR

Meses después de debutar en Chile, fue en Brasil, con los Juegos Olímpicos de 2016 conviviendo con la realidad de las favelas, donde Patricia García, recibió la propuesta que consolidaría la gira Rugby Libre, que este año afrontará su cuarta edición en Kenia. Desde entonces el proyecto de la capitana de «Las leonas» –como se conoce a la selección española femenina de rugby a siete– ya ha pisado con fuerza en Chile y Marruecos. Estas giras consisten en un recorrido de varios días por todo un país, con el fin de acercar el rugby y sus valores a sectores de población en riesgo de exclusión social, introduciendo el balón ovalado en colegios, centros de menores, cárceles o diversas instituciones de carácter benéfico.

A pesar de que hoy Rugby Libre recibe solicitudes desde todas las partes del mundo para llevar sus giras, Patricia reconoce la dificultad de arrancar un proyecto de esta dimensión: «Cuando empiezas algo así tú sola tienes que afrontar momentos duros, en los que sientes que el proyecto no avanza. Pero en el camino me he encontrado a mucha gente que me ha ayudado a crecer, poco a poco pero con paso firme y en la dirección correcta». Aunque recibe muchas peticiones de Sudamérica, incluso de países con mucha menos tradición por este deporte que Argentina, Patricia se siente especialmente atraída por impulsar su afición en África: «Soy consciente de que el rugby no lo soluciona todo, pero por eso el deporte no es el fin de este proyecto sino el medio. Por ejemplo, en países como Marruecos el simple hecho de que una mujer enseñe un deporte a un grupo de hombres ya genera un impacto positivo del que se puede aprender». Aunque el objetivo de la jugadora del Olímpico de Pozuelo va más allá de incrementar la participación femenina. «Lo que pretendo es visibilizar la igualdad, utilizando los valores del rugby como símbolo», asegura la internacional de treinta años.

Actividad de Rugby Libre en un colegio
Actividad de Rugby Libre en un colegioMB/PGR

Pero el verdadero sueño que persigue Rugby Libre es que el efecto que genera allí donde actúa perdure en el tiempo. Para ello han desarrollado un programa de cooperación al desarrollo que permite un contacto permanente con organizaciones locales, las cuales garantizan la óptima evolución de las iniciativas que se impulsan durante las giras. Hans Brandt, uno de los patrocinadores de la gira de Chile en 2016, da fe del impacto que esa visita puntual sigue teniendo hoy en su país: «Casi cuatro años después de su paso por aquí, seguimos sintiendo la huella que dejó Rugby Libre. Aunque la gira sólo duró unos días, resultó clave para dar mayor visibilidad a aquellos proyectos solidarios relacionados con el deporte y nutrir de recursos a sectores que suelen ser ignorados por el resto de la sociedad». Además, Hans reconoce que «en países como el mío, donde la afición por el rugby pasa por constantes altibajos, iniciativas de promoción como la de Patricia pueden resultar verdaderamente cruciales.

«Un proyecto para cambiar el mundo», es el lema que abandera Patricia y la idea que quiere comunicar con una serie documental que su equipo y ella llevan grabando desde la primera gira. Así, aunque Patricia desconoce la procedencia de su vocación solidaria, asegura que la siente desde siempre y espera poder contagiarla a otros grandes deportistas que puedan ayudarla a extender aún más la imagen pública de su organización. Dentro de nuestras fronteras también colabora con asociaciones benéficas de todo tipo a través de Rugby Values.

A pesar de que Patricia arrastra aún la decepción de no haberse clasificado con «Las leonas» para las olimpiadas de este verano en Tokio –los que podrían haber sido sus últimos Juegos–, podrá al menos concentrarse plenamente en la gira que inicia este año en Kenia. Allí espera dar un salto a su proyecto tanto en el aspecto social como en el audiovisual, contando con un mayor equipo profesional.